Publicado 15/11/2020 21:25CET

AMP.- Bielorrusa.- Al menos 950 detenidos en nuevas protestas contra Lukashenko en Bielorrusia

Policías desplegados en Minsk en una de las protestas contra el Gobierno tras las elecciones presidenciales del 9 de agosto
Policías desplegados en Minsk en una de las protestas contra el Gobierno tras las elecciones presidenciales del 9 de agosto - CELESTINO ARCE LAVIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Lukashenko presume de que ha logrado moderar la respuesta de las fuerzas de seguridad para que no haya muertos

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La organización pro Derechos Humanos bielorrusa Viasna ha informado de un total de 950 detenidos en las nuevas protestas celebradas este domingo en todo el país para exigir, una vez más, la dimisión del presidente, Alexander Lukashenko, acusado por la oposición de amañar las elecciones de agosto.

Los vídeos muestran a mujeres y hombres que son llevados por la fuerza a furgones y minibuses para detenidos. Además se ha informado de un número indeterminado de heridos.

Las grabaciones, difundidas principalmente por la aplicación de mensajería Telegram, muestran cómo las fuerzas de seguridad han empleado gas lacrimógeno y granadas aturdidoras contra los manifestantes pacíficos en Minsk para intentar disolver la protesta. Testigos presenciales aseguran que se han empleado balas de goma contra los miles de manifestantes concentrados en la capital.

Unas 15 estaciones del metro de Minsk han sido cerradas por las autoridades para dificultar la asistencia a las protestas en el centro de la ciudad y se ha suspendido el servicio de internet a través de telefonía, como ya viene siendo habitual cada domingo de protestas.

Además las fuerzas de seguridad han levantado barreras para impedir el paso por determinadas calles y el acceso a las plazas del centro de la ciudad y los agentes de patrulla armados con fusiles de asalto eran perfectamente visibles.

La retirada de la acreditación a la prensa extranjera dificulta la labor informativa. Así, la agencia oficial de noticias rusa Sputnik ha denunciado la detención de su corresponsal, acreditada ante el Ministerio de Exteriores de Bielorrusia, mientras cubría las protestas en la llamada 'Plaza de los Cambios' en Minsk, así como de otros dos reporteros.

LUKASHENKO ASEGURA QUE HA LOGRADO SUAVIZAR LA RESPUESTA

Mientras, Lukashenko ha asegurado que ha hecho un "gran esfuerzo" para evitar una respuesta aún más dura de las fuerzas de seguridad en respuesta a las manifestaciones.

"He tenido que hacer un gran esfuerzo para que los chicos no se pasaran con la respuesta", ha declarado en referencia los disturbios del 9 de agosto, al tiempo que ha reconocido que la Policía no estaba preparada para lo que pasó.

"Nunca habíamos tenido algo así", ha subrayado, al tiempo que ha acusado a los manifestantes de romper piernas y columnas vertebrales de los agentes antidisturbios, según recoge el canal de televisión 112 Ukraine. "¿Cuántos siguen en los hospitales, discapacitados?", ha planteado, mientras ha reprochado que la oposición denuncie que haya manifestantes "con hematomas".

"Nuestras fuerzas, los antidisturbios, la Policía,... no estaban preparados para esto (...). Antiguos agentes del Departamento Especial de la Policía (OMON) intervinieron entonces", ha relatado. "¿Qué se encontraron? ¿Cómo se sintieron? La multitud iba hacia el Palacio de la Independencia, la Casa de Gobierno, la Presidencia (...). Ayudaron a nuestra policía antidisturbios", ha argumentado.

"Tuve que hacer un gran esfuerzo para que los chicos no respondieran con crueldad (...). Tuve moderación. Les dije, sed pacientes. Necesitan una foto. Si vamos abiertamente a por ellos, mañana tendrán apoyo no solo en Occidente, sino que en Rusia no lo entenderán. Tuve moderación, contención, para que no hubiera víctimas mortales", ha subrayado. "Si no fuera por Lukashenko, hoy (Bielorrusia) estaría hecha pedazos", ha remachado.

Bielorrusia es escenario de protestas desde el 9 de agosto contra los resultados de las elecciones presidenciales que revalidaron un nuevo período del actual mandatario.

Las manifestaciones están marcadas por la violencia policial, según las ONG, que denuncian a las fuerzas de seguridad por el uso de gases lacrimógenos, balas de goma y otras medidas para dispersar a los manifestantes.

Las autoridades aseguran que las protestas son controladas por fuerzas externas y acusan a los países occidentales y Estados Unidos de injerencia en los asuntos internos de la República.

Contador