Publicado 15/03/2021 07:38CET

AMP.- Birmania.- La ONU condena "enérgicamente" el "continuo derramamiento de sangre" en Birmania tras últimas protestas

13 March 2021, Myanmar, Yangon: Protesters make three-finger salute as they pray on the streets of yangon for protesters who died during a protest against the military coup. Photo: Theint Mon Soe/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa
13 March 2021, Myanmar, Yangon: Protesters make three-finger salute as they pray on the streets of yangon for protesters who died during a protest against the military coup. Photo: Theint Mon Soe/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa - Theint Mon Soe/SOPA Images via Z / DPA

Según datos de los hospitales birmanos, 59 personas han muerto en las protestas del domingo y casi 130 han resultado heridas

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La enviada especial de Naciones Unidas en Birmania, Christine Schraner Burgener, ha condenado "enérgicamente" este domingo el "continuo derramamiento de sangre" en el país "mientras los militares desafían los llamamientos internacionales" tras la última jornada de protestas en la que han muerto casi 40 personas.

"La brutalidad en curso, incluso contra el personal médico y la destrucción de la infraestructura pública, socava gravemente cualquier perspectiva de paz y estabilidad", ha advertido la representante de la ONU.

La enviada también ha explicado, a través de un comunicado, que ha escuchado personalmente de sus contactos en el país asiático "desgarradores relatos de asesinatos, maltrato de manifestantes y tortura de prisioneros durante el fin de semana".

Según Schraner Burgener, el Ejército y los militares en el poder están ignorando los llamados a "la moderación, el diálogo y el pleno respeto de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales", incluido el del Consejo de Seguridad.

En este contexto, ha pedido a la comunidad internacional, incluidos los actores regionales, que se unan "en solidaridad con el pueblo de Birmania y sus aspiraciones democráticas", mientras que "confía" en los esfuerzos de los líderes regionales y de los miembros del Consejo de Seguridad por "calmar la situación".

Al menos 38 personas han muerto durante la jornada del domingo durante las movilizaciones contra el golpe de Estado militar del pasado 1 de febrero por el que las Fuerzas Armadas tomaron el poder en Birmania, según el balance de la Asociación de Asistencia a Presos Políticos de Birmania (AAPP, por sus siglas en inglés). Mientras, la dictadura militar ha anunciado la imposición de la ley marcial en partes de Rangún.

No obstante, los datos de tres hospitales birmanos --Rangún General, Hlaing Tharyar y Thingangyun Sanpya-- recogidos por 'Myanmar Now', señalan que serían al menos 59 las víctimas mortales de las protestas del domingo.

Además de 129 personas que resultaron heridas solo en Rangún durante el domingo, aunque los médicos y rescatistas creen que el número real de víctimas es mucho mayor, según recoge el medio citado.