Publicado 25/03/2021 14:54CET

AMP.-Birmania.-Un relator de la ONU urge a celebrar cuanto antes una cumbre de emergencia sobre la situación en Birmania

Archivo - Un hombre herido tras las cargas policiales en una protesta contra el Gobierno militar en Birmania.
Archivo - Un hombre herido tras las cargas policiales en una protesta contra el Gobierno militar en Birmania. - KAUNG ZAW HEIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

EEUU y Reino Unido imponen sanciones contra compañías por el golpe de Estado

Liberado un periodista de DPA detenido en el marco de las protestas

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El relator de la ONU sobre la situación de los Derechos Humanos en Birmania, Tom Andrews, ha instado este jueves a celebrar una cumbre de emergencia sobre la grave crisis que atraviesa el país a raíz del golpe de Estado perpetrado el 1 de febrero.

En un comunicado, ha advertido de que la respuesta dada a nivel internacional a la situación "se queda corta" y ha insistido en que se necesita "mucho más" para ayudar a los birmanos.

Así, ha hecho un llamamiento a los estados miembro de la ONU, así como a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), la Unión Europea, Estados Unidos y China, a mantener una conversación al respecto.

"Las condiciones en Birmania se está deteriorando", ha lamentado antes de matizar que "se volverán mucho peores si la comunidad internacional no responde de forma inmediata y sólida" en favor de aquellos "que están siendo asediados".

En este sentido, ha indicado que "es imperativo que la comunidad internacional siga el llamamiento del secretario general, António Guterres, para responder de forma unánime". Andrews ha afirmado además que, hasta la fecha, las sanciones impuestas no "han cortado el acceso de la junta a suministros que permiten que mantenga sus actividades ilegales".

Las sanciones, ha dicho, "deben ser reemplazadas con acciones que incluyan una ofensiva diplomática acorde con la situación que estamos viviendo". Asimismo, ha advertido de que está recibiendo indicios de que la situación se dirige a una "espiral" aún "más peligrosa" y ha señalado que esto podría traducirse en una mayor pérdida de vidas humanas.

"Sin una solución diplomática y centrada que incluya una cumbre de emergencia (...) me temo que la situación de los Derechos Humanos en el país se deteriorará a medida que la junta provoque un incremento de los asesinatos, las desapariciones forzosas y la tortura", ha aseverado.

El relator de la ONU ha insistido así en que es "clave" que la gente de Birmania y los líderes de la oposición, así como los activistas, trabajen "para buscar una solución diplomática en apoyo al Movimiento de Desobediencia Civil".

"Los estados miembro tienen una oportunidad de demostrar que hay una alternativa, una ventana para lograr las cosas de forma rápida y salvar vidas", ha recalcado antes de recordar que "no existe mucho margen para actuar".

SANCIONES DE EEUU Y REINO UNIDO

En otro orden de cosas, Estados Unidos y Reino Unido han impuesto sanciones a entidades birmanas, en el marco de las medidas que ambos países están emprendiendo tras el golpe de Estado en Birmania.

Según ha detallado el Departamento del Tesoro estadounidense en un comunicado, las empresas objeto de las sanciones son Myanma Economic Holdings Public Company Limited (MEHL) y Myanmar Economic Corporation Limited (MEC), ambas vinculadas con el Ejército del país.

Tal y como ha explicado, estas empresas controlan "segmentos importantes" de la economía del país y gozan de una posición "privilegiada" dentro de la economía birmana, por lo que las sanciones, ha justificado, apuntan específicamente a los recursos económicos del régimen militar.

"Estados Unidos apoya al pueblo de Birmania e insta a que regrese a su gobierno elegido democráticamente", ha señalado la directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro, Andrea M. Gacki.

Por su parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha justificado que, con las sanciones, pretenden promover la rendición de cuentas por el golpe y por la "aborrecible violencia y abusos" de las últimas semanas y ha pedido al Ejército que "cese la violencia contra el pueblo".

Como resultado de las sanciones, todas las propiedades e intereses de las entidades que se encuentren en Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses quedan bloqueadas. También implican el bloqueo de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de una o más personas bloqueadas.

En cuanto a Reino Unido, ha impuesto sanciones contra la compañía MEHL. El ministro de Exteriores británico, Dominic Raab ha precisado que la medida se dirige contra los intereses financieros del Ejército "para ayudar a agotar las fuentes de financiación de sus campañas de represión contra la población civil", según un comunicado.

Estas sanciones se suman a otras anteriormente anunciadas por la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, y del primer ministro británico, Boris Johnson, contra el líder del Ejército que encabezó la asonada y militares.

LIBERADO UN PERIODISTA DE DPA

Por otro lado, un periodista polaco que trabaja para la agencia de noticias alemana DPA ha sido liberado en Birmania después de cerca de dos semanas detenido por las fuerzas de seguridad del país asiático.

El periodista, llamado Robert Bociaga, de 30 años, ha partido del aeropuerto de Rangún hacia Polonia, país al que está previsto que llegue el viernes, después de varias escalas.

Fue arrestado por varios soldados el 11 de marzo en la ciudad de Taunggyi, desde donde informaba de las multitudinarias protestas contra la junta militar birmana.

El redactor jefe de DPA, Sven Goesmann, ha señalado sentirse "aliviado" por la liberación de Bociaga, antes de alertar de la situación de los periodistas que informan sobre Birmania y sobre la de la ciudadanía, que ha calificado de "peligrosa".

Así, ha pedido a las autoridades birmanas que respeten la liberad de prensa y los Derechos Humanos, al tiempo que ha asegurado que "el mundo y DPA continuarán vigilando lo que ocurre en el país muy estrechamente".

Reporteros Sin Fronteras pidió la liberación de este periodista y de todos los demás que han sido detenidos en el marco de las protestas, mientras que la Embajada de Alemania en Rangún solicitó el acceso "inmediato" a la información sobre el arresto de Bociaga.

Contador