Publicado 13/10/2021 17:46CET

AMP.- Bolivia.- Arce reivindica lo indígena en una jornada de apoyo a la wiphala en la ciudad boliviana de Santa Cruz

El presidente de Bolivia, Luis Arce, junto al expresidente Evo Morales en la jornada a favor de la wiphala en Santa Cruz.
El presidente de Bolivia, Luis Arce, junto al expresidente Evo Morales en la jornada a favor de la wiphala en Santa Cruz. - David Flores/dpa

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Luis Arce, ha reivindicado lo indígena al cierre de una jornada de apoyo a la bandera wiphala que ha tenido lugar en la ciudad boliviana de Santa Cruz, bastión de la oposición, celebrada en el marco de la tensión en torno a la enseña.

Los actos a favor de la wiphala, en los que han participado afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), han tenido lugar un día después del paro convocado por la oposición contra el Gobierno y algunas de sus medidas, como el proyecto de ley de Ganancias Ilícitas, que reunió a diversos sectores sociales en marchas registradas en Santa Cruz, La Paz u Oruro.

Los participantes en el acto también han respaldado la gestión de Arce ante las protestas y la formación de un bloque opositor en su contra, mientras que el mandatario boliviano ha recalcado que su Gobierno es "garantía" de crecimiento y desarrollo económico.

"Todos necesitamos ingresos, los que tienen un empleo como los que no tienen, el pequeño empresario, el pequeño productor, el empresario grande y mediano, necesitan crecer, necesitan vender, necesitamos producir, nosotros somos la garantía de que eso suceda", ha señalado, antes de afirmar que la oposición se moviliza porque "ellos no saben (cómo sacar a Bolivia de la crisis), por eso el miedo, por eso el temor".

Arce también ha cuestionado las acciones de la oposición y ha insistido en la idea de "mirarse en el espejo" y "reconocer que en el fondo de cada uno de nosotros hay sangre (...) de indígenas en nuestro cuerpo". "Fueron golpistas, nunca fueron demócratas, que respeten el voto en las urnas", ha agregado, según ha recogido el diario boliviano 'La Razón'.

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, una de las caras más visibles de la oposición al Gobierno boliviano, ha considerado la jornada a favor de la wiphala una "provocación", mientras que el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz Rómulo Calvo ha censurado que "un trapo no hace nada, un trapo no nos representa". Asimismo, ha llamado "raza bendita" a los cruceños.

Las palabras de Calvo han levantado la polémica en Bolivia. El Comité pro Santa Cruz ha señalado este miércoles que las palabras de Calvo están "sacadas de contexto" por "algunos medios de comunicación bajo el manejo gubernamental del MAS".

En un comunicado, la organización ha ratificado su "respeto" hacia "todos los símbolos patrios" y la "pluriculturalidad boliviana", al tiempo que ha sostenido que Santa Cruz "es el crisol de la bolivianidad, donde convergen todas las culturas del país". No obstante, han rechazado el "intento del Gobierno y del MAS", de los que ha dicho que "solo buscan generar odio y división mal utilizando la wiphala para su cometido".

Por su parte, el expresidente Evo Morales ha señalado durante la jornada que las afirmaciones de Calvo muestran su "impotencia" ante el "fracaso" del paro del lunes y el "triunfo" del pueblo con la movilización a favor de la wiphala.

La tensión en torno a la wiphala ha crecido a raíz de lo ocurrido en los actos protocolarios por la efeméride de Santa Cruz. El Gobierno y sectores afines al MAS denuncian la actitud de Camacho ante la enseña. Durante esa jornada, sus seguidores también protagonizaron un "acto de agravio a la wiphala" al bajarla abruptamente del mástil en el que fue izada por el ahora vicepresidente, David Choquehuanca.

Contador