Publicado 29/09/2021 00:58CET

AMP.- Bolivia.- Cientos de personas se manifiestan en la ciudad de Santa Cruz para pedir respeto a la wiphala

Archivo - Imagen de archivo de un indígena con la wiphala en Bolivia.
Archivo - Imagen de archivo de un indígena con la wiphala en Bolivia. - Gaston Brito/dpa - Archivo

La Gobernación de Santa Cruz califica la manifestación de "asalto" y retira las banderas colocadas por los manifestantes

El Gobierno formaliza una denuncia contra Camacho ante la Fiscalía de Santa Cruz por actos de "racismo y discriminación"

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cientos de personas han marchado este martes en la ciudad de Santa Cruz para pedir respeto a los símbolos de Bolivia, en particular para la bandera indígena wiphala, en el marco de la tensión entre las autoridades estatales y las de la Gobernación de Santa Cruz a cuenta de la enseña.

Los manifestantes, afines al gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), han concluido la manifestación frente al edificio de la Gobernación de Santa Cruz, donde han izado dos wiphalas y otra bandera con una flor de patujú --un símbolo que representa la identidad de pueblos indígenas del oriente boliviano, que se encuentran entre los departamentos de Santa Cruz y Beni--.

Los participantes en la protesta, que también portaban banderas tricolor, han lanzado huevos contra el edificio, según recoge el diario boliviano 'La Razón'.

Tras la movilización, las autoridades de Santa Cruz han calificado de "asalto" la protesta y los funcionarios han retirado las wiphalas izadas por los movilizados. En su lugar han colocado la bandera cruceña, según ha recogido el diario 'El Deber'.

"Hemos sido arremetidos por un grupo de vándalos y delincuentes, porque ese es el calificativo que se le puede dar a esa gente que ha venido", ha censurado el secretario de Seguridad Ciudadana, Rubén Suárez, que ha acusado a los manifestantes de estar "pagados" u "obligados" a participar en la marcha.

De forma paralela, ha advertido de que las autoridades cruceñas no se prestarán a las "provocaciones" del MAS y ha avisado de que no se permitirá que estas situaciones vuelvan a ocurrir. "No vamos a volver a permitir lo que ha ocurrido hoy día, que es un asalto de forma criminal el venir a imponer algo y no venir de forma pacífica a hablar con miembros de la Gobernación", ha señalado.

"Recomendamos que estas personas depongan esa actitud que lleva a la confrontación y trabajemos, pues para eso hemos sido elegidos", ha concluido.

Por su parte, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, ha llamado a "no seguir la idea al Gobierno" que, como ha dicho, "busca llevar adelante este tipo de escenarios para desviar la atención de lo importante".

"Lo que yo he visto el día de hoy han sido simplemente unos cuantos vándalos pagados, buscando confrontación", ha lamentado también, para añadir que la bandera "simplemente quiere generar conflictos", recoge el medio boliviano 'La Razón'.

La tensión en torno a la wiphala ha crecido a raíz de lo ocurrido a finales de la semana pasada en los actos protocolarios por la efeméride de Santa Cruz. El Gobierno y sectores afines al MAS denuncian la actitud de Camacho ante la enseña.

Durante esa jornada, sus seguidores también protagonizaron un "acto de agravio a la wiphala" al bajarla abruptamente del mástil en el que fue izada por el ahora vicepresidente, David Choquehuanca.

DENUNCIA CONTRA CAMACHO

Tras ello, el presidente de Bolivia, Luis Arce, hizo un llamamiento a respetar la wiphala y se anunciaron dos demandas contra Camacho.

Precisamente, el Gobierno ha anunciado este martes que se ha formalizado una denuncia penal contra el gobernador de Santa Cruz y el líder cívico Rómulo Calvo, entre otros "cómplices e instigadores" de los hechos.

En un comunicado, el Ministerio de Culturas, Desconolización y Despatriarcalización ha precisado que el viceministro del área y presidente del Comité Nacional contra el Racismo, Pelagio Condori, ha presentado la denuncia ante la Fiscalía de Santa Cruz por los mencionados actos de "racismo y discriminación".

Al respecto de la denuncia, el gobernador de Santa Cruz ha asegurado que acudirá a la citación de la Justicia y ha reiterado que no ha cometido ningún delito.

Contador