Publicado 18/10/2021 19:25CET

AMP.- Bolivia.- El Gobierno de Bolivia denuncia un intento de magnicidio hace un año contra el presidente Arce

El presidente de Bolivia, Luis Arce.
El presidente de Bolivia, Luis Arce. - MARY ALTAFFER-POOL/GETTY IMAGES

Arce confirma la información y asegura que no tiene miedo

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, ha denunciado este lunes que hace menos de un año se produjo un intento de magnicidio contra el presidente, Luis Arce, cuando todavía no había asumido el cargo, en el que estarían implicados los responsables de la muerte del presidente de Haití, Jovenel Moise.

"Acá hemos mostrado una serie de pruebas fehacientes y hemos demostrado que existió un plan, primero, con la búsqueda y el contrato de paramilitares estadounidenses mediante el señor J.E.P., bajo un nombre falso, para matar a Luis Arce Catacora, y, segundo, con paramilitares colombianos que asesinaron al presidente de Haití", ha contado Del Castillo.

"Queda claro que en Bolivia existió un intento de desestabilizar el país mediante un plan elaborado para no dejar a Arce asumir el mando emanado de las urnas", ha explicado Del Castillo, quien considera que "no es coincidencia" que uno de los mercenarios colombianos detenidos en Haití pasara en Bolivia "días previos y posteriores" a las elecciones de 2020.

A finales de septiembre se supo que el colombiano Arcángel Pretel, acusado de ser uno de los autores intelectuales del magnicidio de Moise, organizó un "viaje de negocios" a Bolivia "poco antes de unas elecciones muy disputadas", según unos audios a los que tuvo acceso la cadena de televisión estadounidense Univisión.

Del Castillo ha explicado que fue Luis Fernando López, ministro de Defensa en el gobierno de Jeanine Áñez, quien mantuvo "contactos constantes con estos grupos irregulares y paramilitares mediante empresas con experiencia en combate como en Irak, Afganistán", en referencia a un nuevo informe de la revista 'The Intercept'.

La semana pasada, este medio publicó que "en una de las grabaciones filtradas, una persona identificada como el ministro de Defensa boliviano dijo que estaba 'trabajando para evitar la aniquilación del país'. Las Fuerzas Armadas y el pueblo tenían que 'levantarse y bloquear" la administración de Arce".

Según estos audios, ha dicho Del Castillo, López mantuvo un encuentro con J.E.P, quien actualmente está en prisión en La Paz acusado de un delito de estafa, informa el periódico boliviano 'La Razón'.

Del Castillo ha concluido advirtiendo "a quienes ya saben lo que están haciendo y lo que intentaron hacer", que el Gobierno sabe "lo que están intentando hacer ahora y lo que pretenden hacer los próximos días".

"Lo único que les pedimos e instamos es que dejen de hacer o planificar esa arremetida que están planificando desde hace bastantes meses", ha demandado.

Por su parte, Arce ha confirmado la información y, durante un acto celebrado en La Paz, ha asegurado que no tiene miedo. "Quisieron atentar contra nuestra vida, pero a la derecha golpista y asesina le vamos a responder con una frase de Marcelo Quiroga Santa Cruz", ha indicado el presidente boliviano, según ha recogido el diario 'La Razón'.

"Sabemos que más pronto que tarde se cobrarán esto que estamos haciendo. Estamos dispuestos a pagar ese precio, siempre estuvimos dispuestos, jamás vamos a rehuir el peligro, porque mucho más temible que ese enemigo que está buscando la manera de anularnos, aun físicamente, es una conciencia culpable y no podríamos soportarnos a nosotros mismos si no cumpliéramos nuestro deber", ha leído Arce, que ha concluido señalando que "hermanos y hermanas, no tenemos miedo".

Quiroga, un político, líder socialista, escritor y docente universitario, fue asesinado en 1980 en La Paz. Resultó herido y fue detenido por militares durante el asalto a la Central Obrera Boliviana (COB) en el marco del golpe protagonizado por Luis García Meza Tejada y Luis Arce Gómez. Los militares lo llevaron al Estado Mayor del Ejército, lo asesinaron e hicieron desaparecer sus restos.