Publicado 08/12/2020 13:51CET

AMP.- Brexit.- Johnson dice que "hay límites que un Gobierno sensato no puede cruzar" mientras UE pide gestos a Londres

08 December 2020, England, London: UK Prime Minister Boris Johnson (R), accompanied by Cabinet Secretary Simon Case, arrive for the government's weekly cabinet meeting at the Foreign and Commonwealth Office. Photo: Kirsty O'connor/PA Wire/dpa
08 December 2020, England, London: UK Prime Minister Boris Johnson (R), accompanied by Cabinet Secretary Simon Case, arrive for the government's weekly cabinet meeting at the Foreign and Commonwealth Office. Photo: Kirsty O'connor/PA Wire/dpa - Kirsty O'connor/PA Wire/dpa

MADRID/BRUSELAS, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha reconocido este lunes que la situación actual con la Unión Europea es "muy complicada" y, aunque se ha mostrado esperanzado con lograr un acuerdo para la relación futura, ha recalcado que hay ciertos límites que no está dispuesto a cruzar.

"Soy bastante optimista, pero tengo que ser honesto con vosotros, creo que la situación en estos momentos es muy complicada", ha señalado este martes en declaraciones a los medios británicos.

El 'premier' ha asegurado que el Gobierno está haciendo todo lo posible en su negociación con la UE, que se encuentra estancada, pero también ha aprovechado para tranquilizar a la población, subrayando que "el 1 de enero, pase lo que pase, habrá un cambio" pero "hay grandes opciones por delante para nuestro país".

Johnson ha recalcado la postura del Gobierno británico: "Estamos dispuestos a implicarnos a todos los niveles, político o de otro tipo, estamos dispuestos a intentar cualquier cosa". Sin embargo, ha aclarado, "simplemente hay límites más allá de los cuales ningún gobierno sensato e independiente podría ir y la gente tiene que entenderlo".

El primer ministro británico y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunciaron el lunes su intención de verse cara a cara en Bruselas "en los próximos días", una cita a la que ni Londres ni Bruselas han puesto fecha concreta y cuyo anuncio pilló por sorpresa a otros actores europeos.

Tampoco está claro si la reunión entre ambos coincidirá en el calendario con el Consejo europeo que reunirá este jueves y viernes en Bruselas a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE. Sin embargo, varias fuentes han señalado que no hay voluntad por parte de los mandatarios de trasladar la negociación con Reino Unido a una cumbre que ya cuenta con otros asuntos espinosos en su agenda como el presupuesto europeo, las relaciones con Turquía o la coordinación frente al coronavirus.

ENCUENTRO CON VON DER LEYEN

En cualquier caso, el formato del encuentro acordado entre Johnson y Von der Leyen durante una conversación telefónica de algo más de una hora el lunes será el de una reunión bilateral, a la que podrán sumarse algunos asesores, y que tiene por objetivo "desbloquear" las negociaciones, ha dicho un portavoz de la jefa del Ejecutivo comunitario.

Así, ha recalcado el portavoz, si el encuentro tiene éxito "las negociaciones podrían continuar después", rechazando de este modo las informaciones del lunes que apuntaban que el negociador europeo, Michel Barnier, trasladó a las capitales y al Parlamento europeo que el miércoles era un momento clave.

Si el acuerdo no llega a tiempo para que pueda entrar en vigor el próximo 1 de enero, cuando se consolide la ruptura entre Reino Unido y la Unión Europea, desde Bruselas han querido subrayar que las negociaciones podrían continuar pero ello no impedirá que el Brexit sin acuerdo tenga consecuencias inmediatas.

Los Estados miembro han instado a la Comisión a agilizar la preparación de las medidas de contingencia para mitigar los daños de un Brexit abrupto, aunque los servicios de Von der Leyen se resisten a dar este paso porque insisten en dar aún margen a la negociación.

Así las cosas, Barnier, que este martes se reúne nuevamente con el negociador jefe británico, David Frost, ha comentado que "en la fase actual, más que nunca, el Brexit es una escuela de paciencia, incluiso una universidad de paciencia", según informa la agencia Bloomberg.

LA UE NO QUIERE UN ACUERDO A CUALQUIER PRECIO

Por su parte, el secretario de Estado para Europa alemán, Michael Roth, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE, ha valorado "cada esfuerzo" que se realice para tratar de dar con una solución "buena y duradera", en referencia al encuentro entre Johnson y Von der Leyen, si bien ha dejado claro que la UE aspira a lograr un acuerdo "pero no a cualquier precio".

"Lo que necesitamos es voluntad política en Londres. Seamos claros, nuestras relaciones futuras se basan en la confianza y es precisamente esa confianza lo que está en juego en estas negociaciones", ha razonado Roth en una declaración sin preguntas antes de asistir por videoconferencia al Consejo de ministros de Asuntos Generales de la UE para preparar la cumbre europea.