Publicado 04/08/2020 19:57CET

AMP.-Camerún.- ACNUR condena la muerte de al menos 18 personas por un ataque contra un campo para desplazados internos

AMP.-Camerún.- ACNUR condena la muerte de al menos 18 personas por un ataque con
AMP.-Camerún.- ACNUR condena la muerte de al menos 18 personas por un ataque con - ACNUR / XAVIER BOURGOIS

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha condenado este martes la muerte de al menos 18 personas en un ataque perpetrado el domingo por presuntos miembros del grupo yihadista Boko Haram contra un campamento para desplazados internos de la localidad de Nguetchewe, en la región Extremo Norte de Camerún.

El portavoz de ACNUR, Babar Baloch, ha indicado que el ataque se produjo a primera hora del 2 de agosto cuando hombres armados con artefactos explosivos, incluidas granadas, atacaron el asentamiento, donde viven unos 800 desplazados internos.

"Unas 1.500 personas, incluidos residentes aterrorizados de las comunidades de acogida, huyeron a la cercana localidad de Mozogo por seguridad", ha dicho Baloch, de acuerdo con un comunicado.

Baloch ha recordado que "las comunidades locales de esta empobrecida zona son quienes suelen dar la primera respuesta de emergencia a quienes huyen de la creciente inseguridad y violencia en la zona, que cubre el lago Chad y el noreste de Nigeria". "Comparten con ellos los pocos recursos que tienen", ha destacado.

"ACNUR está indignado" por este ataque, ha afirmado Baloch, indicando que la agencia de la ONU está desplegando una misión de emergencia para evaluar la situación sobre el terreno y atender las necesidades de los afectados, que augura que tendrán que ver con el alojamiento, el agua y la higiene en el contexto de la pandemia de coronavirus.

"ACNUR insta a todos los actores a respectar el carácter civil y humanitario de los campamentos para desplazados internos y a responder rápidamente a las urgentes necesidades de los que han huido de la violencia y sufrido múltiples desplazamientos", ha exhortado.

La región camerunesa de Extremo Norte, enclavada entre los estados nigerianos de Borno y Adamawa y el lago Chad, alberga ya a 321.886 desplazados internos y a 115.000 refugiados nigerianos.

Naciones Unidas ha recordado que "este ataque sigue a un significativo aumento de los incidentes violentos en el Extremo Norte de Camerún durante el mes de julio, incluidos saqueos y secuestros por parte de Boko Haram y otros grupos armados".

A su vez, ha enfatizado, la violencia en Camerún "es un triste recordatorio de la intensidad y la brutalidad de la violencia en la cuenca del lago Chad, que ha forzado a más de tres millones de personas a huir" y le ha costado la vida a unas 30.000 personas.

La región del Extremo Norte --situada en la frontera con Chad y Nigeria-- ha sido la más golpeada en los últimos meses por atentados ejecutados por ambos grupos, lo que ha llevado al Ejército a incrementar sus operaciones, denunciadas en ocasiones por abusos contra la población civil.

CONDENA DE GUTERRES

A las condenas se ha sumado el secretario general de la ONU, António Guterres, que ha denunciado también el atentado ejecutado el 31 de julio contra una localidad chadiana situada en las orillas del lago Chad, que dejó al menos diez muertos.

Fuentes citadas por el portal de noticias Tchad Infos indicaron que supuestos miembros de Boko Haram rodearon Tinana, ubicada en el departamento de Kaya, en la provincia de Lago, antes de lanzar el asalto, en el que dos personas fueron secuestradas.

La provincia de Lago, y en particular las zonas próximas al lago Chad, ha sido escenario desde hace años de ataques por parte de Boko Haram y de su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA).

El Ejército chadiano llevó a cabo una vasta operación de seguridad a finales de marzo, a raíz de un ataque yihadista que dejó casi un centenar de militares muertos, con el fin de desalojar a los terroristas de la zona y las islas situadas en el lago.

"Los responsables de estas atrocidades deben rendir cuentas. El Derecho Humanitario debe ser totalmente respetado y todos los civiles en Camerún y Chad deben ser protegidos", ha dicho el viceportavos de Guterres, Farhan Haq.

Asimismo, ha destacado que "la ONU se mantiene firme en su apoyo a los países de la cuenca del lago Chad en sus esfuerzos para superar la lacra del terrorismo y hacer frente a los desafíos securitarios, políticos, humanitarios y socioeconómicos en la región".

Las autoridades de los países de la región utilizan el nombre de Boko Haram para referirse indistintamente a la facción encabezada por Abubakar Shekau y la reconocida como rama del grupo yihadista Estado Islámico, ISWA.