Publicado 19/11/2020 16:21CET

AMP.- Chile.- Dimite el jefe de los Carabineros chilenos tras un incidente con dos menores heridos de bala

El Gobierno promueve una querella ante unos hechos que considera "inexplicables"

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de los Carabineros, Mario Rozas, ha presentado este jueves su dimisión después de que dos adolescentes de 14 y 17 años sufriesen heridas de bala durante una intervención del cuerpo de seguridad en un centro de menores de la ciudad de Talcahuano, en el centro del país, en circunstancias que todavía no están claras.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha explicado que Rozas le solicitó este jueves abandonar el cargo. "Me ha dado sus razones y sus argumentos, yo comparto las razones y argumentos del general Rozas y en consecuencia he aceptado su renuncia", ha dicho.

Piñera ha dicho sentir "admiración y gratitud" por la labor de Rozas, a quien "le tocó dirigir a Carabineros de Chile en un tiempo extraordinariamente difícil y complejo", con "demasiada violencia, informa la Agencia Uno.

El mandatario ha anunciado que el general Ricardo Yáñez sustituirá a Rozas al frente del organismo. Al nuevo mando le ha exhortado a "impulsar con total compromiso y voluntad la modernización de Carabineros de Chile", una institución en el punto de mira desde las protestas masivas de 2019.

La salida de Rozas ha llegado tras una reunión en La Moneda en la que, además de Piñera, también estuvieron presentes los ministros de Justicia, Hernán Larraín, e Interior, Rodrigo Delgado. Ambos ministros han comparecido después para dar cuenta de los detalles que se saben del polémico incidente.

Los agentes, que realizaban una patrulla en la zona donde se encuentra el centro, acudieron a estas instalaciones como apoyo a un equipo médico, conforme a los protocolos que se establecen para este tipo de situaciones. Sin embargo, en un momento dado, "se sienten amenazados y uno de ellos hace uso de su arma de servicio", ha explicado Delgado.

"Ese es el punto neurálgico, es donde debemos poner el foco de la investigación", ha apuntado el titular del Interior en la Cámara de los Diputados, desde donde ha anunciado que se desplazará al lugar de los hechos.

Por su parte, el ministro de Justicia ha prometido que se examinará por qué una intervención teóricamente destinada a la "protección" de los menores termina con dos de ellos heridos de bala. "Es inexplicable", ha sentenciado Larraín, al aludir a un acto que también ha calificado de "repudiable y doloroso".

DENUNCIA PENAL

El Gobierno, criticado en anteriores ocasiones por su supuesta inacción ante posibles abusos policiales, ha promovido ahora una querella para que el caso quede también en manos de los tribunales, ya que considera que las lesiones sufridas por los adolescentes "merecen una investigación penal", según el periódico chileno 'El Mercurio'.

Entretanto, la directora del hospital donde permanecen ingresados los dos menores, Patricia Sánchez, ha señalado que ambos se encuentran en "buenas condiciones" pese a las heridas de bala sufridas en las piernas. Uno de ellos, herido en el muslo, requirió de una intervención quirúrgica que se prolongó durante dos horas.

Además, un carabinero está ingresado en el mismo hospital, con una fractura en un antebrazo. Sánchez ha aclarado que en ningún momento ha corrido peligro la vida de ninguna de las tres personas heridas en el centro dependiente del Servicio Nacional de Menores (Sename).

Contador