Publicado 25/12/2019 21:09CET

AMP.- Colombia.- Asesinados otros dos líderes sociales en Colombia

MADRID, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

Otros dos líderes sociales han sido asesinados en Colombia en las últimas horas, en el marco de la ola de violencia que sufre el país tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y la extinta guerrilla de las FARC.

Una de las víctimas es Lucy Villarreal, una líder social de la ciudad de Tumaco (suroeste), que fue asesinada en Nochebuena cuando salía de realizar un taller con niños, según ha informado este miércoles el gobernador de Nariño, Camilo Romero, en Twitter.

"La tristeza es inmensa. Esta noticia empaña la Navidad", ha dicho Romero, que se ha referido a Villarreal como "lideresa, cultora del carnaval y defensora de la vida".

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, ha ordenado a la Fuerza Pública --militares y policías-- y a las autoridades judiciales "redoblar los esfuerzos en Tumaco, donde el narcotráfico que trae violencia creció exponencialmente".

"¿Quien asesinó a Lucy Villareal mientras sus hijos la esperaban para la Navidad?, ¿qué muestran las cámaras?, ¿por qué la gente tiene miedo a hablar?", ha planteado la 'número dos' del Gobierno en la red social.

Por otro lado, Reinaldo Carrillo, miembro de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC), ha muerto tiroteado en la madrugada de este miércoles en la localidad de Pitalito, departamento de Huila (centro).

Las autoridades colombianas investigan ya si su asesinato está relacionado con su participación en varias causas sobre restitución de tierras, según informa la prensa local.

"Lamentablemente, Colombia amaneció con la noticia de dos líderes sociales asesinados el día de Navidad", ha comentado la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, el partido político surgido de las FARC, en Twitter.

Estas dos muertes se suman a las de Natalia Jiménez y Rodrigo Monsalve, una pareja de activistas medioambientales que desapareció el viernes, cuando se dirigía a La Guajira (norte) para celebrar su luna de miel, y cuyos cadáveres fueron encontrados el lunes con las cabezas encapuchadas, las manos atadas y tiros de gracia.

En respuesta a este "atroz crimen", el presidente colombiano, Iván Duque, ordenó al Ministerio de Defensa "reforzar la seguridad en las carreteras y realizar un Consejo de Seguridad para dar rápidamente con los responsables". "No permitiremos que los narcotraficantes amedrenten la región", dijo en un 'tweet'.

Más de 160 líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos han sido asesinados en 2019 en Colombia, según cifras de las ONG locales, que advierten de que podrían ser muchos más.

Colombia sufre una ola de violencia desde la firma en 2106 del acuerdo de paz debido, principalmente, a la pugna entre grupos rivales por apoderarse de los antiguos negocios de las FARC, tales como el narcotráfico, la extorsión o la minería ilegal.