Publicado 15/10/2020 08:14CET

AMP.-Colombia.- Colombia pide al FARC que exponga todos los delitos de la guerrilla y sus "vínculos" con el narcotráfico

Imagen de archivo de una guerrilera del Frente 36 de las ya desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)
Imagen de archivo de una guerrilera del Frente 36 de las ya desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) - LOUIS WITTER / LE PICTORIUM / ZUMA PRESS / CONTACT

La ONU dice que es "fundamental" encontrar formas de detener la violencia para implementar los Acuerdos de Paz

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores de Colombia, Claudia Blum, ha pedido al partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), surgido tras la desmovilizada guerrilla homónima, que exponga "la verdad" y reconozca su "responsabilidad" en una serie de delitos, como los secuestros y el reclutamiento de menores, y que informe de "las rutas del narcotráfico" y sus "vínculos" con organizaciones criminales.

Ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con motivo de la sesión trimestral de la Misión de Verificación de paz en Colombia, Blum ha afirmado que es "fundamental" que este mecanismo de la ONU "enfatice en la necesidad" de que estos actores políticos "aporten de forma decidida a la verdad, y contribuyan a que se imparta justicia".

Durante su intervención, la ministra Blum también ha dicho que el Gobierno de Colombia "ha acogido las recomendaciones de la Misión" para "fortalecer" la seguridad y la protección de los combatientes desmovilizados, después que Naciones Unidas haya recordado que desde que se firmó en 2016 la paz, 224 de estas personas han sido asesinadas.

Blum, tal y como ha difundido la cartera de Exteriores en un comunicado, ha presentado durante la sesión una serie de datos que atestiguarían el éxito en la reincorporación de guerrilleros desmovilizados en los planes de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) en los 170 municipios más afectados por la pobreza y la violencia durante estas cinco décadas de conflicto armado.

"Más de 220.000 personas participaron activamente en la formulación de los 16 planes de los PDET", dice el comunicado. "En los últimos dos años, 888 proyectos se han ejecutado satisfactoriamente", continúa, y destaca que su desarrollo "ha continuado incluso durante la pandemia".

DETENER LA VIOLENCIA

Por su parte, el jefe de la Misión de la Verificación de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, ha asegurado ante el Consejo de Seguridad que es "fundamental" encontrar "formas de detener la violencia para cumplir la promesa del Acuerdo de Paz".

"Sigue siendo necesario finalizar e implementar la política pública para el desmantelamiento de los grupos armados ilegales, organizaciones criminales y sus redes de apoyo", ha subrayado, mientras que ha añadido que "las recientes masacres son un doloroso recordatorio de cómo civiles inocentes, incluidos jóvenes, son víctimas de estos grupos".

Estos crímenes ocurren principalmente en zonas con escasa presencia estatal, según detalla un informe del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, que Ruiz Massieu ha presentado ante el Consejo de Seguridad.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha verificado al menos 42 masacres en 2020 y está investigando otros 13 incidentes, así como medio centenar de homicidios de líderes sociales y defensores de los derechos humanos.

Mientras que la Misión ha verificado 19 asesinatos de excombatientes en el último trimestre y un total de 50 en lo que va de año, mientras que, desde la firma en 2016 de los Acuerdos de Paz, se han registrado 297 ataques contra exmiembros de las ya extintas FARC, incluidos 224 asesinatos, 20 desapariciones y 53 intentos de homicidio.

Ante este escenario, Ruiz Massieu ha apostillado que "es esencial trabajar con comunidades y diseñar medidas de seguridad eficaces y avanzar en mejorar la protección de excombatientes, que siguen siendo asesinados", así como "seguir luchando contra la impunidad de esos delitos, inclusive llevando a los autores intelectuales ante la justicia".

Por último, el escrito presentado por el representante de la ONU considera "un paso positivo" la reciente declaración de los dirigentes de las disueltas FARC en las que piden perdón y se comprometen a contribuir a la verdad.

"La justicia transicional gana impulso a medida que los componentes del Sistema Integral llevan a cabo su labor. Es fundamental brindarle apoyo, incluyendo el respeto de autonomía e independencia, cooperación de todos los actores, y participación de quienes hicieron parte de conflicto", ha concluido Ruiz Massieu.

Contador