Publicado 29/10/2021 05:32CET

AMP.-Colombia.- Liberan a los 180 soldados retenidos por cocaleros colombianos en contra de la erradicación de cultivos

Archivo - Militares en Colombia
Archivo - Militares en Colombia - EJÉRCITO NACIONAL DE COLOMBIA - Archivo

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los campesinos del municipio de Tibú, situado en el departamento septentrional de Norte de Santander, han liberado este jueves a un grupo de cerca de 180 soldados del Ejército de Colombia que habían inmovilizado como muestra de su disconformidad por la erradicación de cultivos de coca.

Previamente, las autoridades ya habían confirmado que la retención de los uniformados se produjo en dos episodios, pues el martes apresaron a tres grupos y el miércoles hicieron lo propio con otros tres pelotones de la Segunda División del Ejército.

Ante la negativa de los campesinos a soltar a los militares, se ha desplazado hasta el lugar una comisión integrada por la Defensoría del Pueblo y la Personería de Tibú, quienes han mediado entre las partes, recoge Caracol Radio.

"Durante todo el día, el equipo de la Defensoría adelantó las gestiones necesarias con la comunidad y con los oficiales a cargo de la tropa en el terreno para garantizar que la situación llegara a feliz término, con una manifestación unilateral por parte de las comunidades de retirarse del lugar y de no impedir el trabajo de la fuerza pública", ha expresado el organismo.

Por su parte, el comandante de la división en cuestión, el general Omar Sepúlveda, ha detallado que a los soldados les acorralaron "más de 200 campesinos" que intentaron hacerse con sus fusiles y golpearlos.

"Los soldados no han hecho uso de las armas, han respetado la distancia para no entrar en confrontación con los campesinos a raíz de todos estos improperios", ha puesto en valor Sepúlveda, recoge el diario colombiano 'El Tiempo'.

Por su parte, el presidente de la Asociación Campesinos Cocaleros, Wilder Mora, ha señalado a Caracol que "los cultivos se han convertido (...) en vías por las que hoy los campesinos han logrado sobrevivir".

En este sentido, ha señalado que le han trasladado al Gobierno de Iván Duque su voluntad de sustituir estos cultivos ilegales, pero siempre y cuando se dé en una "situación con garantías".

"Una vez más lo que hacen (las autoridades) es agudizar el conflicto cuando vienen con esa propuesta de erradicación forzada y sin concertarle a las comunidades. Le hemos hecho un llamado a la defensoría a los organismos defensores de Derechos Humanos para que ellos miren la realidad que está pasando en el terreno", ha dicho Mora.

EL GOBIERNO HABLÓ DE "SECUESTRO"

Antes de la liberación de los soldados, el presidente Duque criticó duramente la retención por parte de los campesinos y afirmó que son hechos que no se pueden dar "contra ninguna persona", bien sea militar o civil.

"Ahí lo que hay es un secuestro y si esto no opera con una liberación rápida, será tratada como un secuestro por todas las autoridades militares, policiales y las autoridades judiciales en nuestro país", avisó Duque, según recogía el diario 'El Tiempo'.

De igual modo, el ministro de Defensa, Diego Molano, rechazó los hechos en sus redes sociales y tildó la retención como "un secuestro" que "demuestra que el narcotráfico es la mayor amenaza de la democracia". "Contra los que así proceden, la respuesta es la ley. No aceptamos chantajes contra la autoridad y la ley", apuntó.

Asimismo, el alcalde de Tibú, Nelson Leal, destacó que los militares habían sido retenidos por las comunidades campesinas por "una serie de inconformidades que tienen con el Gobierno nacional", según el diario 'El Espectador'.