Publicado 07/05/2020 14:16:37 +02:00CET

AMP.- Colombia.- Al menos 20 muertos por las disputas entre grupos armados en Cauca durante la cuarenta

AMP.- Colombia.- Al menos 20 muertos por las disputas entre grupos armados en Ca
AMP.- Colombia.- Al menos 20 muertos por las disputas entre grupos armados en Ca - COLPRENSA - Archivo

"Algo debemos estar haciendo mal" en Cauca, asume el Gobierno colombiano

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Desde que comenzó la cuarentena nacional en Colombia por la pandemia de coronavirus, el pasado 25 de marzo, al menos 20 personas han muerto a causa de los enfrentamientos entre grupos armados en el departamento de Cauca, en el suroeste del país, según informó la vicefiscal general, Martha Janeth Mancera, en la comparecencia virtual del miércoles ante el Senado.

Mancera explicó que la crisis sanitaria no solo no ha frenado la ola de violencia en Cauca, sino que la ha avivado. Los últimos asesinatos cometidos contra líderes sociales en Cauca se produjeron hace menos de una semana. Cinco líderes sociales y sus familias fueron asesinados en plena cuarentena.

La Fiscalía ha cifrado en cinco las masacres que se han cometido en Colombia desde que comenzó el año y, según estimaciones presentadas por senadores como Iván Cepeda, de Polo Democrático, el 60 por ciento de los homicidios cometidos contra defensores de los Derechos Humanos se produjeron en Cauca.

"Cauca tiene todos los grupos armados que pudieran existir y cualquiera que volviera a nacer estaría en este departamento", ha denunciado Cepeda, según publica el periódico colombiano 'El Espectador'.

Más de una decena de organizaciones armadas operan en la región, entre ellas las disidencias de las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas criminales como el Clan del Golfo.

Mancera precisó que la Fiscalía ha registrado en los dos últimos años unas 1.275 denuncias por las actividades ilegales de estos grupos armados e insistió en que, a pesar la carencia de medios, el objetivo "es lograr investigaciones integrales" que castiguen las acciones de estas personas, así como sus "economías ilícitas".

Por su parte, la ministra de Interior, Alicia Arango, asumió en la misma comparecencia que se han cometido errores en Cauca. "Algo debemos estar haciendo mal para que esto no funcione", dijo sobre la estrategia de seguridad. "La verdad es que los resultados que hemos tenido en el Cauca no son óptimos para nada, son preocupantes", reconoció.

El representante de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, Guillermo Fernández, recomendó al Gobierno de Iván Duque, "fortalecer los mecanismos propios de protección colectiva", así como "la investigación penal y de contexto, que ha demostrado ser fundamental".

"No ahorraremos esfuerzos dentro de la Constitución y de la ley. No habrá esfuerzo militar y policial que deje de hacerse. (...) No habrá ninguna acción que dejemos de hacer para continuar cumpliendo con la tarea", aseveró, por su parte, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

OLA DE VIOLENCIA

La ola de violencia no se limita a Cauca, aunque sea uno de los departamentos más castigados, sino que se extiende por todo el país desde la firma en 2016 del acuerdo de paz con las FARC, que desencadenó una lucha entre grupos rivales para apoderarse de los antiguos territorios y negocios de la extinta guerrilla.

Según Naciones Unidas, desde la firma del acuerdo de paz han sido asesinados al menos 303 líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos. El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) ha precisado que en lo que va de 2020 al menos 107 líderes sociales y 24 antiguos miembros de las FARC han sido asesinados.

"La violencia contra líderes sociales se ha recrudecido en diferentes partes del país", lamentó el procurador general, Fernando Carrillo, enfatizando que "muchos de ellos están siendo asesinados en sus viviendas o en su entorno familiar", por lo que pidió "replantear los esquemas de seguridad en medio del confinamiento social".

Sin embargo, Cepeda indicó que, aún con un importante despliegue de tropas del Ejército y la Policía, los crímenes siguen en aumento y responsabilizó a las "acciones selectivas de la Fuerza Pública" y los sobornos que podrían estar recibiendo a cambio de no actuar.

Mancera respondió defendiendo la actuación de los cuerpos de seguridad del Estado y destacó que ya se ha capturado a 39 narcotraficantes, gracias a la colaboración de las comunidades indígenas y campesinas.

En las últimas horas, ha sido detenido en Cauca René Yudier Gómez Perdomo, sospechoso del asesinado del líder social Álvaro Narváez y tres miembros de su familia. "Esta captura se da en el marco de la política que adelantamos para perseguir a los criminales que asesinan a nuestros líderes sociales", ha destacado el fiscal general, Francisco Barbosa.

Contador