Publicado 20/08/2020 15:55CET

AMP.- Colombia.- Un soldado herido por un ataque a una base militar del norte de Colombia

Militares en Colombia (Imagen de archivo)
Militares en Colombia (Imagen de archivo) - LUISA GONZÁLEZ/COLPRENSA/DPA - Archivo

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Al menos un soldado ha resultado herido a causa de un ataque perpetrado el miércoles por la noche contra una base militar ubicada en el municipio de Tibú, en el norte de Colombia, cerca de la frontera con Venezuela.

El ataque tuvo lugar en torno a las 20.15 (hora local) cuando se produjeron varias explosiones en el 30º Batallón del Ejército Nacional, en la base militar de la Fuerza de Tarea Vulcano.

De acuerdo con Blu Radio, un grupo de hombres que iba en un camión se acercó hasta las instalaciones militares y lanzó varios explosivos que cayeron dentro del recinto. El diario colombiano 'El Espectador' impactaron en el casino de suboficiales, el campo de desfiles y el centro de alojamiento para soldados. Tras las explosiones se produjo un tiroteo.

Como consecuencia de ello, un soldado resultó herido por las esquirlas y fue trasladado vía aérea a la ciudad de Cúcuta para recibir atención médica especializada, según ha informado el Ejército en un comunicado.

Un soldado resultó herido con esquirlas en el cuerpo, quien fue auxiliado por enfermeros en la zona. El Ejército informó que fue trasladado vía aérea a Cúcuta para recibir atención médica especializada.

Ningún grupo armado ha reivindicado la autoría pero el Ejército ha indicado que "esta acción terrorista pudo haber sido perpetrada por delincuentes del ELN, del Frente Juan Fernando Porras Martínez, y del Grupo Armado Organizado Residual GAO-R Estructura 33", las disidencias de las FARC.

Además, la institución armada ha indicado que expertos en explosivos "realizan una minuciosa revisión de la base militar para descartar cualquier otra munición de fabricación improvisada que esté en el lugar sin estallar".

También se ha desplegado un operativo militar en la zona para localizar y capturar a los responsables de este ataque, "así como descartar cualquier otro tipo de afectaciones que los delincuentes pretendan realizar".

Este ataque se enmarca en la ola de violencia que sufre Colombia y que solo en la última semana ha dejado más de una decena de muertos en sucesos ocurridos en Cali y en el departamento de Nariño, donde el miércoles por la noche otras dos personas murieron al ser tiroteadas por dos personas que iban en moto en el casco urbano de Llorente.

El presidente colombiano, Iván Duque, ha culpado de la creciente violencia al narcotráfico y ha convocado para este sábado con Consejo de Seguridad en el municipio de Samaniego, en Nariño, donde el pasado sábado fueron asesinados ocho jóvenes.

Paradójicamente, desde la firma en 2016 del acuerdo de paz con las FARC la violencia se ha disparado en Colombia por la pugna entre grupos rivales para hacerse con el control de los antiguos negocios y territorios de la guerrilla. Las principales víctimas han sido ex guerrilleros y líderes sociales.