Publicado 08/05/2020 19:53CET

AMP.- Coronavirus.- El alcalde de Mogadiscio alerta sobre cientos de posibles muertes por coronavirus no detectadas

AMP.- Coronavirus.- El alcalde de Mogadiscio alerta sobre cientos de posibles mu
AMP.- Coronavirus.- El alcalde de Mogadiscio alerta sobre cientos de posibles mu - NIAID - Archivo

Las autoridades realizan pruebas con un respirador artesanal fabricado por un joven somalí

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de la capital de Somalia, Mogadiscio, ha confirmado un drástico aumento de los fallecidos en la ciudad durante las últimas dos semanas y ha indicado que los temores apuntan a que se trate de casos no confirmados de coronavirus, en medio de la alarma internacional por el posible impacto de la pandemia en el país africano.

El alcalde de Mogadiscio, Omar Filish, ha indicado que durante las últimas dos semanas han muerto 500 personas, muchas de las cuales cree que serían casos de coronavirus, si bien las autoridades han confirmado oficialmente sólo 44 fallecidos, según datos facilitados por los Centros de África para el Control y la Prevención de Enfermedades (África CDC), dependientes de la Unión Africana (UA).

"Hemos trabajado contando el número de muertos llevados a tumbas en la región de Banaadir", ha dicho Filish, en declaraciones concedidas a la cadena de televisión británica BBC. "Lo hemos estado haciendo desde mediados del mes pasado y sólo hoy hemos registrado 33 muertos", ha agregado.

Así, ha señalado que "la cifra más alta registrada en un día fue 49 y la más baja fue 22", un aumento confirmado por trabajadores del cementerio de la capital, que han indicado que ha habido más muertos diarios durante este periodo y que están cavando alrededor de 20 tumbas al día.

La ONG Comité Internacional de Rescate (IRC) alertó el miércoles de que Somalia "se está viendo rápidamente superada" por la pandemia de coronavirus y dijo que la situación "está a punto de descontrolarse".

Somalia abrió el 8 de abril el primer laboratorio para hacer pruebas por coronavirus, que hasta entonces eran enviadas a Kenia y horas después confirmó el primer fallecido por la pandemia.

La advertencia del IRC llegó una semana después de que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) alertara de un "aumento drástico" del número de casos de coronavirus en Somalia y agregara que teme que la cifra sea "muy superior" a la confirmada oficialmente por las autoridades.

"Los casos de Covid-19 están aumentando drásticamente en Somalia, mientras clínicas, hospitales, prisiones y comunidades se preparan para lo que podría ser un aumento de personas enfermas a causa del virus", indicó la organización en un comunicado.

El CICR resaltó que el sistema sanitario somalí se encuentra en un estado muy precario debido a décadas de violencia y ausencia de inversiones, antes de agregar que sólo el 50 por ciento de las personas que viven en zonas urbanas y el 15 por ciento en zonas rurales tienen acceso a atención médica.

Por ello, describió como "inmensos" los desafíos para Somalia a la hora de limitar la propagación del virus y ha recordado que el conflicto y los 'shocks' climáticos han desplazado a cientos de miles de somalíes, muchos de los cuales viven en campamentos superpoblados, donde es imposible mantener el distanciamiento social y no cuentan con agua o jabón para lavarse de forma frecuente.

UN SOMALÍ CREA UN RESPIRADOR EN SU CASA

Durante la jornada, un somalí de 21 años ha desvelado un respirador que ha construido en su casa para ayudar a los hospitales de la capital ante la falta del número suficiente de estos aparatos.

Mohamed Adaue Mohamed, que estudió Veterinaria, ha construido el aparato con madera, plástico y dispositivos electrónicos. "Nuestro país no tiene suficientes recursos financieros para pedir material médico caro desde el extranjero", ha dicho.

"Me pregunté a mí mismo que podía hacer por mi gente", ha relatado, en declaraciones concedidas a la agencia alemana de noticias DPA, antes de agregar que su respirador podría costar 1.500 dólares, por debajo de los precios de mercado, que van entre los 4.000 y los 40.000 dólares.

Las autoridades se han ofrecido ya a comprobar la viabilidad de estos respiradores. "No es cien por cien perfecto, pero puedo confirmar que ayuda a los pacientes", ha dicho Abdiazis Husein Fazi, director del Hospital Somalí-Sirio de Mogadiscio.

Mohamed ha manifestado que podría fabricar otros 70 aparatos en menos de un mes si cuenta con el apoyo financiero y los permisos necesarios para ello, tras lo que el portavoz del Ejecutivo, Ismael Mujtar Omar, ha dicho que las autoridades están preparadas para apoyar su invento.

"Creo que el futuro de Somalia está en las jóvenes mentes de nuestros ciudadanos, y ahí es donde tenemos que invertir", ha recalcado el parlamentraio Mustafá Duhulou en declaraciones a la citada agencia alemana.