Publicado 16/06/2020 19:16CET

AMP.- Coronavirus.- Alemania aumenta el balance diario de coronavirus con nueve muertos y 378 casos en el último día

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La pandemia del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan ha dejado en las últimas 24 horas en Alemania nueve víctimas mortales y 378 casos, un ligero aumento frente a los cuatro fallecidos y los 192 contagios de la jornada anterior, según el balance publicado este lunes por el Instituto Robert Koch, la agencia gubernamental alemana encargada del seguimiento de las enfermedades infecciosas.

Con los nuevos datos, el balance de la pandemia del coronavirus en Alemania asciende a 186.839 personas contagiadas y contagios y 8.800 fallecidos.

Baviera, con 47.690 infectados y 2.540 fallecidos, es el estado alemán que sufre los mayores estragos por el coronavirus. Le siguen Renania del Norte-Westfalia, 39.415 casos y 1.648 fallecidos y Baden-Wurtemberg, con 35.150 casos y 1.808 muertos.

La capital de Alemania, Berlín, ha registrado hasta la fecha un total de 7.369 contagios y 208 muertos. El número de personas recuperadas asciende a 173.100.

UNA APP PARA RASTREAR LOS CONTACTOS DE LOS CONTAGIADOS

En este contexto, el Gobierno ha presentado este mismo martes una aplicación para teléfonos móviles con la que espera poder controlar la propagación del coronavirus haciendo un seguimiento de los contactos de quienes se hayan contagiado.

La nueva app está diseñada para identificar mejor las cadenas de infección del coronavirus y debería asegurar, si es utilizada por el público, que la propagación del virus no vuelva a aumentar de manera significativamente.

Los propietarios de un teléfono inteligente pueden decidir voluntariamente si quieren instalar la aplicación de advertencia. La aplicación también puede ser desactivada o desinstalada.

Helge Braun, jefe de gabinete de la canciller, ha dicho que la app de rastreo alemana no es la primera de su tipo, pero es "la mejor en términos de privacidad y protección de datos".

Así, ha instado a la población a descargar la app --desarrollada por el Gobierno, el Instituto Robert Koch (RFI) para el control de enfermedades y numerosas empresas privadas-- y ha subrayada que "que su utilización es un pequeño paso para cada uno de nosotros pero un gran paso en la lucha contra la pandemia".

Países como China y Corea del Sur ya hacen uso de este tipo de herramientas de rastreo desde los primeros meses del año. En países europeos como Francia y Noruega se comenzó a hacer uso de ellas a partir de junio.

Al contrario de algunas de las apps utilizadas en otros países, la versión alemana no utiliza la geolocalización para generar perfiles de movimiento. En vez de eso, utiliza la tecnología bluetooth para detectar qué otros usuarios de la app están en las cercanías. Los datos de los usuarios no se almacenan en servidores centrales.

El debate sobre las apps de rastreo se ha centrado fundamentalmente en la vulneración de la privacidad. "Bahréin, Kuwait y Noruega atropellan la privacidad de las personas con herramientas de vigilancia muy invasivas que van mucho más allá de lo que justifican los esfuerzos para combatir la COVID-19", ha alertado Amnistía Internacional.

El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, ha defendido su tardía implementación y ha asegurado que se ha trabajo "mucho en ella". "Por eso nos hemos demorado", ha expresado antes de afirmar que "en términos generales está dentro del presupuesto y plazo deseado".

FIN DE LOS CONTROLES FRONTERIZOS

El balance del coronavirus en Alemania se ha publicado después de que el Gobierno haya dado este fin de semana por terminados los controles fronterizos que introdujo para controlar la propagación del coronavirus y que han quedado suprimidos desde la madrugada del lunes.

La relajación sobre los controles impuestos a mediados de marzo en relación con la pandemia comenzó el pasado miércoles, pero el Gobierno alemán decidió proseguir con los bloqueos establecidos previamente para frenar la migración ilegal en la frontera con Austria.

Con el levantamiento de la medida, personas procedentes de los países limítrofes podrán volver a ingresar a Alemania sin tener que dar un motivo especial. Los controles para extranjeros que lleguen en avión procedentes de España serán levantados el 21 de junio.