Publicado 26/11/2020 13:55CET

AMP.- Coronavirus.- Alemania suma más de 22.000 casos de coronavirus y 389 muertos, su segunda cifra más alta de decesos

Merkel defiende el mantenimiento del confinamiento y aboga por cerrar las estaciones de esquí en Europa

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La pandemia del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan ha dejado en las últimas 24 horas en Alemania 22.268 casos nuevos y 389 muertos, lo que supone la segunda cifra diaria más alta de decesos de toda la serie histórica tras el récord alcanzado la víspera con 410 fallecidos, según el balance publicado este jueves por el Instituto Robert Koch, la agencia gubernamental encargada del seguimiento de enfermedades infecciosas.

Con los nuevos datos, el balance de la pandemia en territorio germano asciende a 983.588 personas contagiadas y 15.160 víctimas mortales. En cuanto a las recuperaciones, 676.100 personas han conseguido superar la COVID-19, la enfermedad respiratoria generada por el coronavirus, incluidas 19.600 que han recibido el alta en las últimas 24 horas.

Por estados, el más afectado es Renania del Norte-Westfalia, que registra 245.871 casos y 3.210 muertos, seguido por Baviera, con 193.533 contagios y 3.647 fallecidos, y por Baden Würtenberg, con 139.738 positivos y 2.580 decesos. Berlín acumula 60.554 personas contagiadas y 508 víctimas mortales.

En este contexto, la canciller de Alemania, Angela Merkel, ha defendido este jueves el mantenimiento del confinamiento por la pandemia y ha advertido de que el país afronta un invierno complicado por el aumento de los contagios de coronavirus.

"No estamos desvalidos", ha subrayado Merkel, en una comparecencia ante el Bundestag en la que ha reclamado el apoyo a las medidas de confinamiento para frenar la segunda ola de la pandemia de coronavirus. La canciller ha reconocido que el país, que consiguió superar la primera ola sin verse afectado gravemente, afronta ahora unos meses difíciles por la segunda ola.

"El invierno será difícil pero terminará", ha argumentado, antes de pedir disciplina y solidaridad de cara a las vacaciones de Navidad. Merkel mantuvo una videoconferencia de siete horas de duración el miércoles con los primeros ministros de los 16 estados germanos, cuyo respaldo necesita para poder aplicar las restricciones para frenar la pandemia.

Desde principios de noviembre, Alemania mantiene cerrados los bares, los restaurantes y los locales de ocio, además de otras restricciones aplicadas para tratar de frenar el aumento de contagios.

RESTRICCIONES HASTA EL 20 DE DICIEMBRE

Merkel y los primeros ministros de los 'landers' acordaron el miércoles prorrogar hasta el 20 de diciembre el confinamiento y limitar las reuniones sociales a un máximo de cinco personas de dos hogares distintos excluyendo del cómputo a los niños de menos de catorce años. La limitación anterior era de un máximo de diez personas.

Los límites para las reuniones se rebajarán desde el 23 de diciembre hasta el 1 de enero para permitir la celebración de la Navidad. Durante ese periodo se permitirán reuniones de hasta diez personas excluyendo del cómputo a los niños.

Corresponde ahora a las autoridades de cada estado aplicar las restricciones. La región de Schleswig-Holstein, situada en el norte del país y donde el porcentaje de contagios suele ser menor, ya ha avanzado que planea tener sus propias restricciones para las reuniones sociales.

En su comparecencia ante el Bundestag, Merkel ha dicho a los diputados que los ciudadanos ya han recortado sus contactos en un 40 por ciento desde comienzos de noviembre y ha recalcado que Alemania, hasta la fecha, ha conseguido no sobrecargar sus instalaciones sanitarias. "Esto es un éxito inicial pero todavía no es un éxito duradero", ha dicho.

La canciller ha asegurado que "es urgentemente necesario revertir la tendencia" al alza de los contagios, algo que todavía no se ha conseguido porque las cifras siguen estancadas en un nivel elevado.

"A la vista de la alta tasa de contagios, asumimos que las restricciones tendrán que estar en vigor hasta comienzos de enero, al menos para la amplia mayoría del territorio de Alemania", ha advertido la jefa del Gobierno germano.

Merkel también ha abogado por el cierre de la estaciones de esquí en Europa durante el invierno, aunque varios países europeos ya se han pronunciado en contra de esta propuesta. "Intentaremos conseguir una votación en Europa para ver si podemos cerrar todas las estaciones de esquí. Desafortunadamente, cuando se escuchan declaraciones de Austria, no parece que vayamos a lograrlo fácilmente pero lo intentaremos otra vez", ha explicado.

AUSTRIA Y SUIZA RECHAZAN EL CIERRE DE LAS ESTACIONES DE ESQUÍ

El Gobierno de Austria ha mantenido desde hace meses que quiere permitir la práctica de deportes de invierno con la adopción de medidas de precaución y ha rechazado claramente la idea de cerrar las estaciones de esquí. Suiza mantiene una postura similar y prevé abrir sus instalaciones de esquí.

Markus Berger, portavoz de la oficina de Turismo de Suiza, ha contado a DPA que el Gobierno suizo, las autoridades locales y el sector turístico defienden que es seguro abrir las estaciones de esquí para la temporada de invierno.

El primer ministro italiano, Guiseppe Conte, afirmó el miércoles que prohibir los viajes entre países de la Unión Europea está descartado pero advirtió de que las personas que regresen de pasar sus vacaciones en otro país tendrán que someterse a test de coronavirus o a una cuarentena.