Publicado 27/07/2020 22:42:36 +02:00CET

AMP.- Coronavirus.- Bolsonaro vuelve al trabajo en el Palacio de Planalto tras superar la COVID-19

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro - JAIR BOLSONARO / TWITTER

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha vuelto este lunes al trabajo en el Palacio de Planalto tras pasar varias semanas en aislamiento domiciliario por haber enfermado de coronavirus.

"Ya estoy inmunizado, pero evito el contacto así", ha dicho a sus seguidores a la entrada del Palacio de Planalto, donde este lunes se reunirá con varios ministros, según informa el portal de noticias G1.

Bolsonaro anunció el pasado 7 de julio que había dado positivo en un test de COVID-19, tras lo cual se confinó en la residencia oficial del Palacio de Alvorada, desde donde ha seguido trabajando.

Finalmente, el pasado sábado y tras varias pruebas diagnósticas anunció que había dado negativo en el último test. Ese mismo día abandonó el Palacio de Alvorada para dar una vuelta en moto por Brasilia, donde fue fotografiado sin mascarilla.

Brasil es el segundo país del mundo más afectado por la pandemia, solo por detrás de Estados Unidos. Cuenta ya más de 2,4 millones de casos y más de 84.000 muertos, pese a lo cual Bolsonaro apenas ha adoptado medidas de ámbito nacional, dejando la gestión de la crisis sanitaria en manos de estados y municipios.

En este sentido, un grupo de más de 150 obispos católicos han criticado este lunes la gestión de la pandemia por parte de Bolsonaro y han resaltado que el Gobierno brasileño ha mostrado "incapacidad" ante el coronavirus.

En una misiva titulada 'Carta al pueblo de Dios', recogida por el portal de noticias G1, los obispos han denunciado "omisión, apatía y rechazo por los más pobres" por parte de las autoridades, a las que han acusado de "desprecio por la educación, la cultura, la salud y la diplomacia".

Así, han dicho que la situación "es visible en las muestras de rabia hacia la educación pública, el apoyo a las ideas oscurantistas, la elección de la educación como una enemiga y los sucesivos y groseros errores a la hora de nombrar a los ministros".

Los obispos firmantes de la carta han dicho que Bolsonaro usa el nombre de Dios para "difundir mensajes de odio" y abogan por una "unión" para un diálogo en contra de las acciones del Gobierno. "Despertémonos del sueño que nos inmoviliza y nos hace meros espectadores ante la realidad de las millas de muertes y la violencia que nos asolan", han remachado.

Por su parte, la Secretaría de Comunicación de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) ha indicado que el documento "no tiene nada que ver" con el organismo y que "es responsabilidad de los firmantes", mientras que el Palacio de Planalto no se ha pronunciado por el momento.

Contador