Publicado 25/04/2020 6:49:18 +02:00CET

AMP.- Coronavirus.- Ecuador anuncia el inicio de la "fase de distanciamiento" a partir del 4 de mayo

Un hombre con un ataud en Ecuador.
Un hombre con un ataud en Ecuador. - Juan Diego Montenegro/dpa

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ecuador ha anunciado este viernes que el país pasará de "la fase de aislamiento" a la de "distanciamiento" a partir del 4 de mayo, en medio de la pandemia del coronavirus, una etapa que se ha definido como de "nueva normalidad".

"Los indicadores sobre el avance de la pandemia nos dan aliento para informarles de que a partir del 4 de mayo Ecuador inicia una transición de la fase de aislamiento a la fase de distanciamiento", ha indicado el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno.

El mandatario ha justificado la decisión en que los datos muestran "desaceleración en los contagios, mayor capacidad de hacer pruebas, baja significativa en los servicios de emergencia y baja en las atenciones hospitalarias".

No obstante, Moreno ha llamado a la precaución y avisado de que, si se produce un rebrote en los casos de coronavirus, se volverán a decretar medidas más estrictas en Ecuador.

"No nos confundamos. La emergencia no ha terminado", ha afirmado. "Sólo nos encontramos en una fase distinta. Que quede claro: esta tendencia podrá cambiar si llegara a presentarse el riesgo de saturación de hospitales (...) volveremos a endurecer las medidas", ha continuado.

En esta línea se había expresado previamente la ministra de Gobierno de Ecuador, María Paula Romo. "Vamos a pasar del aislamiento al distanciamiento", ha señalado.

La nueva fase implica la reactivación de ciertos sectores económicos. "No podemos permanecer encerrados en casa", ha remarcado. No obstante, Romo ha enfatizado que la nueva etapa no implica una vuelta a la vida de antes de la pandemia.

"No significa que vamos a volver a lo que era enero o lo que era febrero. Es una nueva normalidad lo que vamos a tener después del coronavirus. Las cosas se harán de forma muy paulatina", ha agregado, según ha informado el diario local 'El Comercio'.

LA NUEVA FASE

El presidente de Ecuador ha precisado que la jornada laboral presencial podrá retomarse en aquellas áreas autorizadas por el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional, siguiendo protocolos con las autoridades locales.

Así, los empleadores tendrán que cumplir medidas como reducir el aforo de las instalaciones laborales a "la mitad de lo permitido" o extender las jornadas de trabajo para garantizar que "los trabajadores se organicen por turnos". No obstante, las empresas que puedan desarrollar el teletrabajo tienen que seguir brindándolo.

Por otra parte, se permitirán actividades comerciales, siempre que la venta se haga por teléfono o por internet y que las entregas se realicen a domicilio.

Los niños y adolescentes ecuatorianos y otros sectores de la población, sin embargo, permanecerán confinados en sus hogares. "Siguen en aislamiento los estudiantes desde preescolar hasta la universidad, los mayores de 60 años, las personas con discapacidad, aquellas que tengan enfermedades crónicas y todos aquellos que estén en condiciones de alta vulnerabilidad frente al coronavirus", ha especificado Moreno.

También se mantienen cerrados bares, discotecas, restaurantes, gimnasios, teatros y cines, igual que las fronteras y vuelos nacionales e internacionales y el transporte urbano e interprovincial.

En cuanto al toque de queda que rige en Ecuador de 14.00 a 05.00 horas y las restricciones de movilización por número de matrícula, también se mantienen vigentes. Por último, es obligatorio el uso de mascarillas en todos los espacios públicos.

"Endureceremos las multas y sanciones a los infractores y remitiremos inmediatamente a la Fiscalía General aquellos casos que exigen que la ley cumpla con su deber", ha avisado Moreno, que ha aseverado que para superar la crisis desatada por el coronavirus el cumplimiento de estas disposiciones es "obligatorio".

Ecuador cumple medidas de restricción desde la noche del 16 de marzo, cuando Moreno declaró el estado de excepción y suspendió la jornada laboral presencial.

La nación latinoamericana es uno de los países de América Latina más afectados por la pandemia de coronavirus. El jueves duplicó la cifra oficial de positivos, que están ya por encima de los 22.700, después de incorporar al balance resultados pendientes. La cifra de fallecidos ronda los 570, si bien las propias autoridades admiten que el balance real estaría ampliamente por encima.