Publicado 18/03/2020 17:05:34 +01:00CET

AMP.- Coronavirus.- El Gobierno afgano pide un alto el fuego a los talibán para afrontar la emergencia del coronavirus

Los talibán aseguran que permitirán trabajar a los facultativos sanitarios extranjeros dedicados a luchar contra el virus

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Afganistán ha reclamado este miércoles a los talibán afganos que se comprometan a cumplir un alto el fuego por motivos humanitarios, para permitir a las autoridades abordar la emergencia sanitaria derivada de la epidemia del nuevo coronavirus.

"Los talibán deberían saber que estamos afrontando una situación humanitaria causada por el coronavirus. Tienen que detener sus ataques y permitir a los trabajadores sanitarios que lleguen a las personas vulnerables en todas las partes de Afganistán", ha asegurado el director de la Oficina de Asuntos Estratégicos del Gobierno afgano, Waheed Omer, en una serie de mensajes publicados en su cuenta de la res social Twitter.

El responsable del Ejecutivo afgano ha celebrado que la Unión Europea haya hecho un llamamiento a acordar un alto el fuego "por motivos humanitarios" en Afganistán para poder abordar la emergencia derivada del nuevo coronavirus y ha pedido a todas las fuerzas políticas que trabajen unidas para "salvar" las vidas de los afganos.

"Pedimos a todos los grupos políticos que den un paso adelante y ayuden a concienciar sobre la emergencia provocada por el coronavirus. No es el momento de ganar puntos en política o hacer caja con la situación para avanzar en los objetivos políticos", ha advertido. "Es el momento de que todos trabajemos juntos para salvar las vidas de los afganos", ha remarcado.

El responsable gubernamental ha contado que hay informaciones sobre acciones de los talibán contra los servicios sanitarios en algunas zonas del país y ha dejado claro que estas actuaciones "deben terminar de inmediato".

Tras la petición del Gobierno afgano, los talibán han asegurado en un comunicado que facilitarán el traslado seguro de los trabajadores sanitarios extranjeros que lleguen al país para combatir el nuevo coronavirus.

El grupo integrista fundado por el mulá Mohamed Omar ha emplazado a las agencias internacionales y a las organizaciones no gubernamentales a llevar medicinas, ayuda humanitaria y equipos a las zonas que tiene bajo su control. Los talibán mantienen que el coronavirus es un castigo de Dios en respuesta a los pecados de los seres humanos, por lo que han emplazado a los afganos a rezar, recitar el Corán, dar limosna y hacer caso de las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

En 2019, los talibán impusieron una prohibición de operar en los territorios bajo su control al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) tras acusar a estas dos organizaciones de estar desarrollando actividades "sospechosas". Posteriormente, revocaron su prohibición.

Afganistán se encuentra inmerso en una delicada situación política, derivada, por un lado, del enfrentamiento entre el presidente del país, Ashraf Ghani, y su principal rival político, Abdulá Abdulá, que se niega a reconocer los resultados de las elecciones presidenciales por considerarlas fraudulentas, y, por otro, por la falta de avances en el proceso de diálogo entre líderes afganos desde que los talibán firmaron con Estados Unidos el acuerdo de paz en Doha, el 29 de febrero.

Como consecuencia de la pandemia del nuevo coronavirus, Afganistán ha ordenado este miércoles el cierre de restaurantes, piscinas, baños públicos y complejos deportivos y la celebración de reuniones. El país centroasiático ha confirmado hasta la fecha 22 casos de Covid-19, la enfermedad generada por el coronavirus, todos ellos importados del vecino Irán.

Contador