Publicado 13/04/2021 13:33CET

AMP.- Coronavirus.-El Gobierno alemán enmienda la ley para luchar contra la COVID-19 para que se aplique "uniformemente"

Archivo - Prueba de coronavirus en Alemania
Archivo - Prueba de coronavirus en Alemania - Sebastian Gollnow/dpa - Archivo

Merkel saluda la decisión, que ha tildado de "importante" y "urgente"

Casi 11.000 casos y 300 muertos por coronavirus durante el último día

BERLÍN, 13 Abr. (DPA/EP) -

El Gobierno de Alemania ha aprobado este martes la enmienda de la Ley de Protección contra Infecciones con el objetivo de que sea "más estricta" y se aplique de forma "uniforme" en todo el territorio.

El nuevo conjunto de reglas, llamado 'Freno de emergencia nacional', prevé medidas enfocadas a las restricciones de salida y al cierre de comercios de acuerdo con directrices vinculantes a nivel nacional en todas las regiones alemanas con alto grado de contagios.

Así, la enmienda estipula, por ejemplo, la prohibición de salir del domicilio desde las 21.00 hasta las 5.00 horas, aunque prevé excepciones, como acudir al trabajo o atender personas o animales en situación de emergencia.

Otro ejemplo lo constituyen las reuniones privadas en espacios públicos o privados, que solo se permitirán si asisten los miembros de un hogar y una persona de otro --sin contar con niños de hasta 14 años--. Para los funerales, las autoridades han establecido un máximo de 15 personas.

Asimismo, se prohibirá el alojamiento con fines turísticos dependiendo de la incidencia en la región. En cuanto a los centros educativos, las clases presenciales solo se permitirán si se realizan dos pruebas diagnósticas de la COVID-19 por semana. Si la incidencia en siete días es mayor de 200 durante tres días consecutivos en un distrito o ciudad, las clases presenciales deben ser suspendidas.

Estas y otras restricciones se aplicarán si la incidencia acumulada en siete días es superior a cien, es decir, si hay más de cien nuevos infectados por cada 100.000 habitantes en el plazo de una semana en un distrito o una ciudad durante tres días consecutivos.

Además, en caso de una incidencia en siete días mayor, la mayoría de los comercios y establecimientos de ocio, culturales y de restauración no podrán abrir.

Se excluyen las tiendas de alimentación y de venta de bebidas, de productos para bebés, farmacias y suministros médicos, droguerías, ópticas, venta de audífonos, gasolineras, puntos de venta de periódicos, librerías, floristerías, tiendas de productos para animales y centros de jardinería. En todas ellas deberán aplicarse los protocolos de distancia e higiene correspondientes.

Tras la aprobación por parte del gabinete, la ley deberá ser aprobada por el Bundestag --la Cámara Baja del Parlamento alemán-- en un procedimiento acelerado y, a continuación, ser ratificada por el Bundesrat --la Cámara Alta--.

Además de la enmienda a la ley, el Gobierno alemán también ha dado luz verde a la obligación de los empresarios de ofrecer test de coronavirus a su plantilla una vez a la semana. La aprobación de estas nuevas medidas tiene el objetivo de controlar la pandemia de COVID-19, hasta que la vacunación contra la enfermedad comience a dar sus frutos.

Tras la aprobación, la canciller de Alemania, Angela Merkel, ha saludado la medida, que ha tildado de "importante" y "urgente" para mantener la pandemia de COVID-19 bajo control. En este contexto, ha defendido que la enmienda acabará con las "inconsistencias" en la respuesta a la misma, que varía en los 16 estados federados.

"La situación es seria y debemos tratarla seriamente", ha justificado en rueda de prensa, subrayando que la tercera ola de contagios tiene a Alemania "en sus garras". No obstante, ha sostenido que la campaña de vacunación contra la COVID-19 en el país europeo --que ha recibido críticas por ser más lenta que en otros países de su entorno-- progresa "mejor cada día".

Merkel ya afirmó el lunes que la tercera ola de contagios de COVID-19 es "quizás las más dura" en el país europeo. Además, hizo hincapié en que las tasas de infección actuales son "demasiado elevadas" y advirtió de que el nivel de ocupación de las unidades de cuidados intensivos vuelve a incrementarse. Así, manifestó que, para frenar la ola de contagios, "el arma más importante" es la vacunación.

CERCA DE 11.000 NUEVOS CONTAGIOS

Las autoridades de Alemania han confirmado este martes cerca de 11.000 casos y 300 muertos por coronavirus durante el último día.

El Instituto Robert Koch, el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, ha detallado que durante las 24 horas previas se han confirmado 10.810 contagios y 294 muertos, lo que sitúa los totales en 3.022.323 y 78.746, respectivamente.

Asimismo, ha manifestado que la tasa de incidencia acumulada durante los últimos siete días es de 140,9 casos por cada 100.000 habitantes, con cerca de 243.400 casos activos, una cifra nuevamente al alza durante los últimos días.

Por otra parte, ha cifrado en alrededor de 2.700.200 el total de personas recuperadas hasta la fecha de la COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, incluidas unas 16.300 durante las últimas 24 horas.