Publicado 03/06/2020 11:53CET

AMP.-Coronavirus.- El Gobierno de Venezuela y la oposición de Guaidó alcanzan un acuerdo para hacer frente a la COVID-19

Un hombre con mascarilla en Caracas
Un hombre con mascarilla en Caracas - 2020 GETTY IMAGES / GETTY IMAGES - Archivo

Guaidó justifica el pacto con Maduro en la necesidad de "salvar vidas" y destaca el rol de la OPS

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Venezuela y los principales partidos de la oposición que capitanea Juan Guaidó han alcanzado un acuerdo para hacer frente a la pandemia de coronavirus en el país, que cuenta con 1.818 casos y 156 muertes a causa de la COVID-19, según han informado ambas partes.

Los firmantes son el llamado G4 --el núcleo duro de la oposición venezolana--: Voluntad Popular (VP), al que pertenecen Guaidó y Leopoldo López; Primero Justicia (PJ), el de Henrique Capriles y Julio Borges; Acción Democrática (AD) y Un Nuevo Tiempo (UNT), mientras que por parte del Gobierno firma el ministro de Salud, Carlos Alvarado.

Como partes neutrales, participan en el acuerdo el doctor Julio Castro, asesor en temas de salud de la Asamblea Nacional, y el doctor Gerardo de Cossio, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Venezuela.

"Si el diablo quiere colaborar y lo hace en términos que sean positivos para Venezuela, le decimos al diablo que firme un convenio y con el diablo trabajaremos para que podamos de manera mancomunada trabajar contra la pandemia", ha dicho el vicepresidente de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, que ha anunciado el acuerdo en rueda de prensa.

Esta coyuntural colaboración entre dos partes eternamente enfrentadas, ha explicado Rodríguez, "tiene el propósito de trabajar en conjunto para conseguir los recursos y luchar contra la pandemia".

En ese sentido, ha criticado la "tergiversación" que, a su juicio, han llegado desde sectores de algunos medios de comunicación partidarios de la oposición y ha pedido dejar a un lado "la politiquería".

"Nosotros vamos a cumplir cabalmente con lo que aquí está establecido porque nosotros cumplimos con lo que firmamos. Y todo lo que se pueda hacer, todo lo que el presidente (Nicolás) Maduro y el Gobierno Bolivariano pueda hacer para fortalecer la lucha contra la COVID-19, no tengan ninguna duda de que lo haremos", ha recalcado.

PUNTOS DEL ACUERDO

Rodríguez ha detallado que el texto cuenta con siete puntos, siendo la detección de casos activos a través de los diagnósticos de laboratorio y su tratamiento oportuno las líneas más relevantes.

Además de la supervisión de los casos sintomáticos y de las cuarentenas de sus contactos, contempla medidas de protección eficaces para los trabajadores de la salud y las instalaciones, así como campañas de información y mecanismos de vigilancia para la población en general.

"Hacemos un llamado a los venezolanos, independientemente de su posición política, para hacer bueno este convenio, a que lo profundicemos, a que lo ampliemos", ha reclamado Rodríguez, reivindicando que "todo lo que salga de aquí no puede ser sino bueno para el pueblo de Venezuela".

EN MANOS DE LA OPS

Por su parte, el gabinete de Guaidó ha emitido un comunicado en el que lo plantea como "un acuerdo que permitirá a la OPS recibir y ejecutar ayuda humanitaria frente a la COVID-19 en Venezuela".

"El día 1 de junio se firmó un plan de cooperación técnica para atender la crisis humanitaria del coronavirus" que sirve de "marco integral" para que la OPS disponga, gestione y ejecute los fondos recabados para "atender urgentemente las deficiencias del sector salud".

El equipo del autoproclamado "presidente encargado" ha aclarado que el "requisito final puesto por la OPS para proceder a recibir los fondos aprobados" es que "los actores de la dictadura se comprometieran a no poner obstáculos a la ejecución del programa".

Guaidó y los suyos han precisado que el dinero se destinará a la compra de equipos de protección para el personal sanitario, a mejorar la capacidad de diagnóstico y al tratamiento clínico de los casos confirmados.

"Gracias al esfuerzo y lucha de millones de venezolanos, ONG, médicos, enfermeras, la Asamblea Nacional y los representantes del Gobierno Legítimo los recursos que de otra forma habrían sido desviados para enriquecimiento de unos pocos, o usados como chantaje político, hoy se orienten a atender las necesidades de los más vulnerables", han valorado.

Además, han ratificado que seguirán haciendo "lo que esté a su alcance para aliviar el sufrimiento de los venezolanos, reiterando que solo un gobierno de emergencia nacional podrá tomar las medidas estructurales que se necesitan para salvar a Venezuela de una catástrofe".

"Hemos dado un paso importante, pero no será suficiente para lo que se nos viene: necesitamos un gobierno de emergencia nacional para salvar a Venezuela", ha insistido el gabinete de Guaidó.

"SALVAR VIDAS"

Por su parte, el autoproclamado "presidente encargado" se ha anticipado a posibles críticas desde la propia oposición justificando el acuerdo con el Gobierno en la crisis humanitaria. "Nuestra política se centra en salvar vidas, en atender la emergencia y salir de la dictadura", ha declarado en Twitter.

Pese a ello, ya hay voces que han rechazado este pacto con Maduro. "Presidente Guaidó, con todo mi respeto, el acuerdo prioritario que tiene que firmar es con la DEA, para que se lleve esa pandilla de narcos, porque en Venezuela, con ese régimen venenoso, no habrá plan de salud que valga hasta que no nos curemos de ese mal diabólico. ¿Estamos?", le ha instado vía Twtter el ex alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma.

La oposición y el Gobierno de Venezuela han protagonizado numerosos diálogos desde que estalló la crisis política tras la muerte de Hugo Chávez, en 2013. El último tuvo lugar en 2019 en Oslo y Barbados ya con Guaidó como líder opositor. Aunque no fructificó, el "presidente encargado" mantiene la propuesta que hizo: que tanto él como Maduro se aparten del poder para dar paso a un gobierno de transición que resuelva las cuestiones urgentes del país y lo guíe a unas elecciones "libres".