Publicado 02/11/2020 15:08CET

AMP.- Coronavirus.- Merkel apela a respetar las nuevas medidas para garantizar que diciembre sea "soportable"

BERLÍN, 2 Nov. (DPA/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha hecho un llamamiento este lunes a los ciudadanos a respetar las medidas restrictivas que estarán en vigor durante todo el mes de noviembre con el fin de hacer que diciembre sea "soportable" y evitar que las unidades de ciudados intensivos se vean desbordadas.

"Cada persona tiene el poder de convertir noviembre en un éxito conjunto, en un punto de inflexión hacia controlar la pandemia", ha sostenido Merkel en declaraciones a la prensa en Berlín.

Al acatar las reglas, los alemanes pueden garantizar que diciembre, y con ello las Navidades, sea "soportable", ha subrayado, al tiempo que ha incidido en que el virus castiga las medias tintas y apelando con ello a reducir los contactos sociales.

Asimismo, ha advertido de que el país se encamina hacia una situación de "emergencia sanitaria aguda" en vista del fuerte incremento de los contagios y el consiguiente aumento de casos de pacientes gravemente enfermos. "Esto es un crecimiento exponencial y nos dirigimos a situaciones de emergencia aguda en nuestros hospitales a un ritmo cada vez mayor", ha incidido la canciller.

Desde este lunes, restaurantes y bares cerrarán sus puertas al igual que cines, teatros, museos y otras instalaciones culturales y recreativas. Asimismo, durante las siguientes cuatro semanas está prohibido el turismo interno en Alemania y en la mayoría de los 16 estados federados del país, las reuniones al aire libre se limitan a los miembros de no más de dos hogares, con un máximo de 10 personas. En algunas regiones esto también se aplica a las reuniones en el hogar.

También se prohibirá la asistencia de espectadores a los partidos de fútbol de la Bundesliga, no se practicará el deporte amateur y se cerrarán los gimnasios, piscinas, estudios de cosmética, salones de masaje y estudios de tatuaje. Sin embargo, escuelas y guarderías permanecerán abiertos, junto con la mayoría de las tiendas y peluquerías, mientras que los restaurantes podrán servir comida para llevar.

Alemania ha sumado en el último día otros 12.000 casos más y 49 víctimas mortales, en un nuevo descenso de los contagios tras varios días de cifras récord que llegaron casi hasta los 20.000 positivos diarios, según el último balance publicado este lunes por el Instituto Robert Koch, la agencia gubernamental alemana encargada del seguimiento de enfermedades infecciosas.

Durante la jornada del domingo se han registrado 12.097 casos y 49 fallecidos, lo que eleva el balance de la pandemia en el país a 545.000 contagios y 10.530 victimas mortales. En cuanto a las recuperaciones, unas 363.100 personas han conseguido superar la COVID-19, incluidas unas 7.200 que han recibido el alta en las últimas 24 horas.

Más de la mitad de los casos acumulados corresponden a tres estados: Renania del Norte-Westfalia (139.485), Baviera (109.349) y Baden-Wurtemberg (83.594), mientras que Berlín, la capital, registra 32.593 casos.