Publicado 14/10/2020 18:45CET

AMP.- Coronavirus.- Nueva York continúa "nivelando" sus cifras de casos pero avisa de que la COVID-19 "no se irá pronto"

AMP.- Coronavirus.- Nueva York continúa "nivelando" sus cifras de casos pero avi
AMP.- Coronavirus.- Nueva York continúa "nivelando" sus cifras de casos pero avi - Braulio Jatar/SOPA Images via ZU / DPA - Archivo

Cuomo amenaza con retener la financiación a las administraciones locales que no cumplan las restricciones

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha sostenido este martes que la ciudad continúa viendo cómo las cifras de contagio por la COVID-19 se "nivelan" en las comunidades más afectadas, mientras que el gobernador del estado homónimo, Andrew Cuomo, ha advertido de que la enfermedad "no se irá pronto".

"Hasta ahora el panorama general es estable", ha señalado De Blasio, admitiendo que, no obstante, aún le gustaría ver "más progresos" en las zonas más golpeadas, como Queens y Brooklyn, vecindarios en los que han impuesto nuevas restricciones, como el cierre de varias escuelas, ante el incremento de contagios.

A juicio del alcalde, esta semana es "decisiva" en la evolución de la pandemia. "Tenemos que parar que una segunda ola golpee a la ciudad de Nueva York y tenemos el poder de hacerlo", ha resumido.

De Blasio ha proporcionado algunos datos sobre la evolución de la pandemia de coronavirus en Nueva York. El porcentaje de personas que han dado positivo en una prueba diagnóstica de la COVID-19 en toda la ciudad se sitúa en un 1,1 por ciento, una cifra que se sitúa bajo el umbral del cinco por ciento. La media obtenida en estos últimos siete días es de un 1,4 por ciento de contagios.

Además, el número de personas ingresadas en hospitales a causa de la COVID-19 es de 76, por debajo del límite de 200 marcado. La tasa de positividad confirmada para la enfermedad en estos pacientes es del 25,3 por ciento.

Entretanto, Cuomo ha remarcado en declaraciones a la cadena de televisión CNN que se acercan los meses invernales, lo que hará coincidir la pandemia con la época de gripe. Por ello, ha alertado de que Nueva York "está entrando en una nueva fase con la COVID-19" que tiene que entenderse, ya que la enfermedad "no se irá pronto".

RETENER LA FINANCIACIÓN A LOS QUE NO CUMPLAN LAS REGLAS

Además, el gobernador del estado de Nueva York ha amenazado con retener la financiación a las administraciones locales que no cumplan con el cierre de colegios y lugares de culto.

En concreto, ha citado informaciones que apuntan a que centros de estudios de la Torá y del Talmud --llamados yeshivá, normalmente dirigidos a varones judíos ortodoxos-- continúan en funcionamiento y que las reuniones religiosas de este tipo exceden el máximo de personas permitidas.

"No quiero hacerlo, los presupuestos son duros en general, no sé de qué otra manera conseguir que hagan lo que necesitan. Así que espero que esto los motive", ha señalado, puntualizando que se refiere a zonas de la ciudad de Nueva York, Orange, Rockland, Ramapo y Spring Valley.

De forma paralela, ha trasladado que enviará una notificación a todos los colegios ubicados en las zonas rojas de riesgo avisando de que, si no siguen la orden de clausura, también perderán la financiación estatal. La situación se revertiría cuando cumplieran la normativa. "No sabemos cuándo será", ha remachado Cuomo.

Algunos vecindarios neoyorquinos con gran presencia de comunidades de judíos ortodoxos han registrado incrementos en sus cifras de nuevos contagios por la COVID-19, lo que obligó a imponer restricciones que generaron protestas ultraortodoxas en zonas como Brooklyn.

El estado de Nueva York se convirtió en el epicentro de la pandemia de coronavirus desde que estalló la crisis sanitaria. Dentro de este, la ciudad homónima fue la más golpeada.

Actualmente, cuenta con casi 246.000 personas contagiadas y más de 19.000 fallecimientos debido a la enfermedad, según los datos proporcionados por las autoridades neoyorquinas. Estados Unidos, por su parte, cuenta con más de 7,8 millones de casos y más de 216.000 muertes.

Contador