Publicado 18/09/2021 11:23CET

AMP.- Coronavirus.- La Policía de Australia detiene a más de 200 personas en las protestas contra el confinamiento

A supplied image shows protesters blockading a fuel terminal in Hobart, Thursday, August 19, 2021. Protesters across Australia have taken to blocking fuel terminals in response to the latest report by the Intergovernmental Panel on Climate Change, detaili
A supplied image shows protesters blockading a fuel terminal in Hobart, Thursday, August 19, 2021. Protesters across Australia have taken to blocking fuel terminals in response to the latest report by the Intergovernmental Panel on Climate Change, detaili - PR IMAGE / DPA

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía del estado australiano de Victoria ha detenido este sábado a 235 personas en las protestas contra el confinamiento en la ciudad de Melbourne, manifestaciones que se han replicado en otras ciudades del país y en las que se han vivido momentos de tensión entre ciudadanos y fuerzas de seguridad.

Según ha detallado el comandante de la Policía Mark Galliot, 193 personas han sido detenidas por violar las medidas sanitarias impuestas para frenar la propagación de la COVID-19, mientras que el resto han sido arrestadas por un abanico de delitos que incluyen acoso a la Policía, recoge el diario 'The Sidney Morning Herald'.

Galliot también ha trasladado que diez agentes han resultado heridos en las protestas, seis de los cuales han tenido que ser hospitalizados por lesiones, entre las que destacan un dedo o una nariz rotos.

El comandante ha informado de que los manifestantes han lanzado botellas, piedras y "más objetos" a la Policía y ha lamentado que los asistentes no protestaban por sus "libertades", sino que "simplemente han venido a pelear con la Policía".

"Esto es lo que hemos visto (...) estaban enfadados, hombres jóvenes agresivos aquí para luchar contra la Policía, no para protestar a favor de la libertad", ha incidido.

Galliot ha señalado que la Policía de Victoria estima que a la protesta en Melbourne han asistido entre 500 y 700 personas, aunque las autoridades habían anticipado que la asistencia oscilaría entre los 6.000 y los 7.000.

Por su parte, otras 32 personas han sido detenidas en manifestaciones en el estado de Nueva Gales del Sur, 20 de ellas en Sidney. La Policía de Nueva Gales del Sur ha descrito la operación contra la manifestación como un "éxito" y ha señalado que no se ha registrado una "protesta real" en la zona metropolitana de la ciudad.

Las autoridades desplegaron a más de 1.700 agentes en todo el estado, 1.500 de ellos sólo en Sidney. Se han registrado protestas contra la orden del Gobierno de quedarse en casa en Tweed Heads o Wollongong, entre otras zonas, aunque con menos asistencia.

Según puede verse en vídeos en redes sociales, recogidos por la prensa australiana, algunos manifestantes se han enfrentado a la Policía, rompiendo la línea policial, lanzando objetos y pisando a algunos agentes que habían caído al suelo.

Mientras, el ministro de Sanidad del país, Martin Foley, ha tildado las manifestaciones de "ilegales" e "inútiles". El país se encuentra actualmente en su peor ola de contagios de COVID-19, después de registrar su récord de casos diarios, 2.075, a comienzos de septiembre.