Publicado 19/12/2020 21:17CET

AMP.- Coronavirus.- La región de Ciudad de México suspende toda actividad no esencial ante el avance del coronavirus

Peter Parker  ha acudido a una escuela de Ciudad de México para colaborar en una campaña de concienciación sobre el uso de la mascarilla y sobre cómo cumplir las normas sanitarias durante la crisis del coronavirus.
Peter Parker ha acudido a una escuela de Ciudad de México para colaborar en una campaña de concienciación sobre el uso de la mascarilla y sobre cómo cumplir las normas sanitarias durante la crisis del coronavirus. - LEONARDO CASAS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de México y el estado de México han vuelto a "semáforo rojo", por lo que todas las actividades económicas no esenciales en la Zona Metropolitana del Valle de México cierran a partir de este sábado y hasta el 10 de enero de 2021, una medida extraordinaria para frenar el ritmo acelerado de contagios por coronavirus.

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el gobernador del aledaño estado de México, Alfredo del Mazo, han comparecido en rueda de prensa junto al subsecretario (viceministro) de Salud, Hugo López-Gatell, quien ha señalado que el llamamiento a regresar a casa ha contribuido a disminuir la movilidad, pero no es suficiente ante la inercia en la dispersión del virus.

López-Gatell ha especificado los sectores de actividades esenciales que podrán permanecer abiertos: la industria de alimentos, sin preparar o preparados, que deberá ofrecer el servicio de entrega sólo para llevar; el transporte; telecomunicaciones; energía; servicios financieros; fabricación y venta de medicamentos; construcción; talleres de reparaciones; servicios tributarios, así como las áreas de gobierno relacionadas con servicios tributarios, seguridad, obra pública y salud.

El resto de las actividades deberán cerrar en la Zona Metrpolitana del Valle de México, donde la ocupación hospitalaria ha alcanzado ya el 75 por ciento.

Sheinbaum ha destacado que se está trabajando junto con el estado de México y el gobierno federal en la ampliación de la capacidad hospitalaria, para llegar hasta diez mil camas, pero aún con ello se necesita disminuir la curva de contagios, por lo que pidió a la ciudadanía hacer un esfuerzo extraordinario.

"Sabemos que es muy complicado, sabemos que ha sido muy complejo para las familias, quisiéramos no estar viviendo en esta situación", ha indicado.

Por su parte, Del Mazo ha reconocido que se trata de una decisión difícil con implicaciones en la economía de las familias, pero "tenemos que privilegiar la salud y salvar vidas, por eso estamos tomando esta decisión".

Por su parte, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha respaldado la medida. "Se tuvo que declarar en rojo la Ciudad de México por el número de contagios y para evitar que nos rebasara la pandemia y no se contará con camas, equipos y médicos", ha explicado.

Sin embargo, en el resto del país, la situación es mejor, ha destacado. "De las 32 entidades sólo en ocho estados tenemos incremento de contagios. En el resto está la pandemia controlada", ha afirmado, según recoge el diario 'El Universal'. Además, ha destacado los acuerdos para el suministro de vacunas, fruto de su política de "no enfrentarse" a los gobiernos extranjeros.

El último boletín eleva a 117.249 los muertos por COVID-19 de un total de 1.301.546 casos de contagio desde que estalló la crisis del coronavirus. Actualmente, hay 404.462 casos sospechosos de coronavirus, mientras que 90.728 corresponden a casos que permanecen activos.

En las últimas 24 horas han sido registrados 12.248 contagios, así como 763 decesos. Desde que estalló la pandemia a nivel mundial, 962.397 pacientes han logrado superar la enfermedad en México.