Publicado 09/10/2020 10:09CET

AMP.- Cuba.- Cuba anuncia la unificación de su moneda dentro de una nueva batería de medidas económicas

Díaz-Canel confirma la próxima desaparición de la libreta de abastecimiento

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha informado este jueves de que en los próximos días se harán oficiales una serie de nuevas medidas económicas, entre las cuales están la unificación monetaria, la reforma salarial, de las pensiones y de los precios.

"Esta es una tarea que tiene un carácter muy transversal y necesariamente la tenemos que aplicar en medio de la complejidad que estamos viviendo", ha dicho Díaz-Canel, en referencia a la crisis provocada por la pandemia, durante una intervención emitida por la televisión pública cubana.

Acompañado del primer ministro, Manuel Marrero, Díaz-Canel ha explicado que, con la eliminación del peso cubano convertible (CUC) --junto con el peso (CUP) son las dos monedas que circulan legalmente por la isla--, se garantizan los depósitos bancarios ya sean en divisas extranjeras como locales.

Si bien el presidente cubano ha reconocido que la unificación de la moneda "no es una solución mágica" a los problemas económicos, sí "debe conducir a un aumento de la productividad laboral" y ha insistido a la población en que el dinero actual que posean, sea cual sea la moneda, será respetado.

Asimismo, ha aclarado que "habrá todo el tiempo necesario para ir convirtiendo,", de tal forma que no será necesario "ir en desbandada para el banco".

La dualidad monetaria está vigente en la isla desde 1994 como parte de una política financiera consecuencia del colapso de la Unión Soviética, principal socio económico de Cuba hasta ese momento. La desaparición del campo socialista provocó en la isla una fuerte crisis económica, produciéndose una caída del 35 por ciento de su PIB.

FIN DE LA LIBRETA

La Tarea Ordenamiento, como han sido denominadas estas medidas, tiene como objetivo mejorar el poder adquisitivo de la población, incluidas las pensiones, además de la eliminación de subsidios innecesarios, aunque se seguirá brindado apoyo social a aquellas personas con insuficientes ingresos.

"Aquí nadie quedará desamparado y está previsto si alguien quedara en una situación de vulnerabilidad con la aplicación de la tarea ordenamiento cómo se le apoyará y ayudará", ha dicho Díaz-Canel, en el marco de un discurso en el que ha anunciado la próxima eliminación de la libreta de abastecimiento, gracias a la cual los cubanos pueden comprar productos básicos a precios subsidiados.

"En una primera etapa", sin embargo, se mantendrá dicha libreta, "como un mecanismo que asegura el acceso de la ciudadanía a la compra de artículos básicos en condiciones de déficit de oferta y proteja contra las intenciones de acaparamiento y especulación".

"Después, cuando nuestros mercados tengan otra situación y avancen un grupo de relaciones económicas y financieras en el país, tendremos que ir evolucionando para ir suprimiendo la libreta", ha explicado el mandatario, sin dar plazos concretos de cuándo podría darse este histórico paso, que afectará al día a día de la población de la isla.

Díaz-Canel ha avanzado que próximamente se explicarán los detalles de lo que él mismo ha considerado un proceso "complejo", "para que no hayan falsas expectativas, para que de verdad se sepa qué es lo que facilita y qué es lo que no". En este sentido, ha pedido "confianza" a la ciudadanía, subrayando que "todo está organizado y previsto".

"Es importante desestimar las bolas, las falsas noticias que pretenden confundir y desunir, que crean falsas expectativas", ha pedido el mandatario.

Este nuevo paquete de medidas se produce también como consecuencia de las recientes sanciones económicas impuestas desde Estados Unidos, que suman ya 121 en menos de dos años.

Díaz-Canel ha denunciado que este aumento de las políticas coercitivas de Estados Unidos en los últimos meses tiene fines electorales, pues desde Washington se intenta contentar a los grupos de opositores de Miami de cara a las elecciones del próximo 3 de noviembre.

"Con esta campaña se ocultan los avances y progresos de nuestro país, se ataca y denigran las principales fuentes de ingreso para estrangularlos: la salud, el turismo o las remesas", ha denunciado.

Hace ya un par de semanas Díaz-Canel se refirió a las últimas sanciones de Estados Unidos como "crueles", después de que la Administración de Trump, en su autoproclamada lucha contra la "opresión comunista", prohibiera la importación de tabaco y alcohol cubano, así como el alojamiento de ciudadanos estadounidenses en hoteles de la isla.

Contador