Publicado 12/07/2021 22:08CET

AMP.- Cuba.- Díaz-Canel sostiene que no llamó "al pueblo a enfrentar al pueblo" sino a "defender sus derechos"

Archivo - Miguel Díaz-Canel en el congreso del Partido Comunista de Cuba.
Archivo - Miguel Díaz-Canel en el congreso del Partido Comunista de Cuba. - XINHUA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

"Ayer en Cuba no hubo un estallido social, ayer en Cuba hubo disturbios y desorden", según el ministro de Exteriores

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha defendido este lunes que no pidió "al pueblo enfrentar al pueblo", sino que les llamó a "defender sus derechos", en el marco de su petición al pueblo cubano para defender la "revolución" ante las protestas registradas en las principales ciudades de la isla.

En una comparecencia, recogida por la prensa oficial, el presidente ha incidido en que el Gobierno hizo un llamamiento "a defender su revolución, y el pueblo fue a debatir, a argumentar", pero "los manifestantes respondieron con violencia y el pueblo se defiende".

En este sentido, se ha preguntado "a quién le molesta" el "régimen" de Cuba, cuestionándose si es a Estados Unidos. "¿Por qué no ven las virtudes de un sistema que trabaja para todos y tiene resultados en esferas de la salud, educación, seguridad social, tranquilidad ciudadana?", ha continuado, antes de advertir de que, como resultado, "alientan maniobras que terminan en el vandalismo y eso hace cerrar más las filas, nos unen más, nos ponen más claro cuáles son las verdaderas intenciones".

"¿A quién le conviene lo sucedido?", ha agregado el mandatario, que ha apuntado al "sector conservador de la mafia 'miamense'", que "ha apoyado desde el punto de vista financiero las campañas que se han orquestado, y lo ha hecho para buscar un pretexto ahora que se maneja una revisión de la política de Estados Unidos respecto a Cuba".

Por otro lado, ha lamentado que esta situación ha tenido lugar "en medio de un complejo escenario de la pandemia, donde hay que extremar el aislamiento". "¿No es cruel, inhumano, genocida?", se ha preguntado, subrayando que "han tenido la respuesta que merecían".

Posteriormente, a través de su cuenta de Twitter, Díaz-Canel ha criticado que "la contrarrevolución sueña con una guerra entre cubanos", y que "no vamos a darles el gusto", ya que "de esta saldremos con unidad, disciplina y trabajo".

"La revolución cubana no va a poner la otra mejilla a quienes la atacan en espacios virtuales y reales", ha continuado", para agregar que evitarán "la violencia contrarrevolucionaria", aunque ha advertido que "quien ataca a los agentes del orden ataca al país".

En referencia a la respuesta de las autoridades a las protestas, ha añadido, la acción "en las calles es contra los que promueven desórdenes con una agenda intervencionista, manipulando los sentimientos del pueblo por las carencias y los rebrotes de COVID-19".

Tras el llamamiento para "defender la revolución" ante las protestas, Díaz-Canel hizo referencia a "acciones de desestabilización política" contra Cuba obra de Estados Unidos y que se habrían intensificado particularmente durante la pandemia, con dos problemas específicos: el energético, que impacta directamente en el servicio eléctrico en los hogares, y el de los medicamentos, en un escenario en el cual han aumentado los enfermos y por tanto el consumo de medicinas.

SUMINISTRO ELÉCTRICO

Por su parte, en la comparecencia oficial de las autoridades, el ministro de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, ha asegurado que el Gobierno está llevando a cabo "un enorme esfuerzo" para mantener las instalaciones de electricidad "en medio de la tensa situación, como las limitaciones financieras y de crédito".

También ha comparecido el ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, que ha denunciado "el cinismo, hipocresía y manipulación" de los políticos estadounidenses, refiriéndose específicamente al presidente estadounidense, Joe Biden, para reprocharle que "haría bien en escuchar al pueblo cubano que reiteradamente se ha pronunciado en los últimos años contra el bloqueo".

"Ayer en Cuba no hubo un estallido social, ayer en Cuba hubo disturbios y desorden causados por una operación de comunicación que se prepara desde hace tiempo a la que se destinan recursos multimillonarios y plataformas tecnológicas con fondos del Gobierno de los Estados Unidos, algunos declarados y otros de sus servicios especiales", ha agregado, recoge el portal oficialista Cubadebate.

Medios opositores como Martí Noticias, con sede en Miami, han informado de un "levantamiento popular" en el que "miles de cubanos se lanzaron a la calle" y publican vídeos de redes sociales de manifestaciones en La Habana, Santiago, Santa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey, Bayamo, Guantánamo, San José de las Lajas, Holguín, Cárdenas y también en puntos del exterior, como la Puerta del Sol de Madrid.

Contador