Publicado 11/11/2021 17:50CET

AMP.-Cvirus.-La normativa británica sobre vacunación impedirá trabajar a unas 50.000 personas en residencias de ancianos

Archivo - Imagen de archivo de un cartel señalando u ncentro de vacunación en Londres.
Archivo - Imagen de archivo de un cartel señalando u ncentro de vacunación en Londres. - Yui Mok/PA Wire/dpa - Archivo

Los nuevos contagios de COVID-19 superan de nuevo los 40.000

LONDRES, 11 Nov. (DPA/EP) -

Más de 50.000 trabajadores de residencias de ancianos no podrán asistir a su lugar de trabajo a partir de este jueves debido a la nueva normativa británica sobre vacunación contra la COVID-19, que impide que las personas que no cuenten con la pauta completa puedan desempeñar sus funciones en este tipo de centros.

Según la legislación, todo el personal de estos centros debe estar registrado y haber sido vacunado con las dos dosis de la vacuna para poder seguir acudiendo a su lugar de trabajo con normalidad, a menos que cuenten con una exención médica.

Datos del Gobierno apuntan a que unos 50.000 trabajadores se encontraban en esta situación a pocos días de la fecha límite para la entrada en vigor de esta normativa. Miles de ellos contarían con exenciones o habrían solicitado los documentos necesarios para justificar la falta de vacunación.

Asimismo, las autoridades consideran que la mitad de ellos contarían al menos con una dosis. El Ministerio de Sanidad ha indicado que espera que el número de trabajadores vacunados ha aumentado durante los últimos días.

El miércoles, varios grupos de trabajadores solicitaron retrasar la fecha límite hasta abril al aseverar que la política "sin vacuna no hay trabajo" se convertirá en "sin personal no hay cuidado".

"Retirarnos nuestra posibilidad de mantener al personal con experiencia de cara al duro invierno muestra una falta de entendimiento sobre el valor de los ciudadanos y el acceso a estos servicios", ha lamentado Nadra Ahmed, presidenta de la Asociación Nacional de Cuidados.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad, que ha admitido que es su responsabilidad "hacer todo lo posible por proteger a la población vulnerable", ha defendido no obstante que desde que la medida se anunció ha aumentado la vacunación entre el personal de estos centros del 80 por ciento al 94 por ciento.

Mientras, las autoridades sanitarias británicas han constatado 42.408 nuevos contagios de COVID-19 en las últimas 24 horas y 195 fallecidos a causa de la enfermedad. Estas cifras han elevado los totales a 9.448.402 y 142.533, respectivamente.

Reino Unido está inmerso en un empeoramiento de la situación de la pandemia, que ha llevado a expertos a pedir la imposición de restricciones para frenar la propagación de la enfermedad. El Gobierno británico ha fiado el desarrollo de la situación de la pandemia a la vacunación. Hasta este jueves, el 79,9 por ciento de la población de Reino Unido cuenta con el esquema completo de inmunización.

Contador