Publicado 17/03/2021 04:41CET

AMP.- Cvirus.- Uruguay anuncia nuevas medidas para frenar la COVID-19 y suspende obligatoriedad de clases presenciales

Archivo - Una mujer pasa frente a una estatua con mascarilla en Montevideo, acción promovida por el Gobierno para fomentar el uso de mascarilla.
Archivo - Una mujer pasa frente a una estatua con mascarilla en Montevideo, acción promovida por el Gobierno para fomentar el uso de mascarilla. - MAURICIO ZINA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, ha anunciado este martes una batería de medidas más restrictivas con la intención de frenar el avance del coronavirus en el país, entre ellas la suspensión de la obligatoriedad de todas las clases presenciales.

Según Lacalle Pou, "la transmisión del virus hoy está dada por gente joven, de 20 a 39", tras la reunión del gabinete de ministros que había convocado previamente debido al contexto de aumento de casos de COVID-19 que atraviesa el país latinoamericano.

El presidente también ha anunciado que en Semana Santa la inoculación contra la enfermedad pasará también a aplicarse a los ciudadanos de entre 18 y 70 años.

"La transmisión del virus hoy está dada muchas veces por gente joven, aunque es relativo", por lo que han decidido que "durante la Semana Santa o de Turismo vamos a abrir la vacunación", rescata 'El Observador'.

Por otra parte, en la conferencia de prensa tras el Consejo de Ministros ha detallado que se ha acordado la compra de más de 1,2 millones de dosis del biológico chino de Sinovac, que llegarían a territorio nacional en mayo.

Este martes ha llegado al país un segundo cargamento de Coronavac con más de 1,55 millones de dosis, que está previsto que empiecen a suministrar a todos los menores de 70 años que no pertenezcan a grupos priorizados, que reciben la de Pfizer.

Las clases presenciales también han quedado suspendidas como medida enmarcada en este plan de acción contra la pandemia del Ejecutivo hasta, al menos, Semana Santa en la ciudad de Rivera, mientras que en el resto del país se ha suspendido la obligatoriedad.

Lacalle Pou ha dejado la puerta abierta a que se pueda suspender la presencialidad en otras regiones, más allá de Rivera, si así lo determinan las autoridades locales.

Uruguay acumula, hasta el momento, 73.770 casos de coronavirus, así como 725 víctimas mortales como consecuencia de la enfermedad.

Contador