Publicado 25/11/2020 04:24CET

AMP.- Ecuador.- El Congreso de Ecuador cesa a la ministra de Gobierno por el uso de gases lacrimógenos caducados en 2019

Protestas en Quito contra la eliminación de las ayudas a los combustibles propuesta por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno.
Protestas en Quito contra la eliminación de las ayudas a los combustibles propuesta por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno. - RAFAEL RODRIGUEZ MAYEL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOT

El hasta ahora viceministro de Interior, Patricio Pazmiño, será el nuevo ministro de Gobierno

Lenín Moreno afirma que acatará la decisión, pero la salida de Romo de su Gobierno supone la pérdida de "una valiosa funcionaria"

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Nacional de Ecuador ha aprobado este martes una moción de censura contra la ministra de Gobierno, María Paula Romo, por permitir el uso de gases lacrimógenos caducados desde 2015 durante las protestas de octubre de 2019, que dejaron finalmente una decena de fallecidos y más de 1.500 heridos.

La destitución de Romo se ha saldado finalmente con 104 votos a favor, muy por encima de los 70 necesarios, de una Asamblea con 137 escaños, en la que no participaron en la votación una docena de diputados, después de una maratoniana sesión de casi once horas.

Romo ha tenido que hacer frente no sólo a la cuestión relacionada con el uso de gases lacrimógenos caducados, sino también al lanzamiento de los mismos sobre centros de acogida humanitaria, en los que se encontraban reunidos manifestantes.

Si bien Romo lo ha negado en todo momento, la oposición ha considerado que las disculpas que emitió por entonces sobre los ataques que sufrieron estas instalaciones por parte de la Policía, son un reconocimiento implícito de que habría incurrido en esta transgresión.

Romo, respaldada por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y el resto de ministros, así como de los altos cargos de las Fuerzas Armadas, ha asegurado que su único objetivo fue evitar un golpe de Estado y ha sentido esta destitución como "una condecoración", pues existen numerosos intereses creados detrás de su cese.

"En la Asamblea hay miembros cuyo voto de censura será una condecoración para mí", ha dicho Romo, quien se ha referido de esta manera a los diputados señalados por diferentes casos de corrupción como el de la compañía Caminosca, o la constructora brasileña Odebrecht.

Una "condecoración" ha añadido de "los que intentaron dar el golpe de Estado en octubre del año pasado, los que han convertido a los secuestradores en héroes, y los que creen que hacer política es subirse en un escándalo o bailar en Tiktok", ha concluido.

Su cargo será ocupado a partir de ahora por Patricio Pazmiño, quien se desempeñaba hasta el momento como viceministro de Interior.

"UNA VALIOSA FUNCIONARIA"

El presidente Moreno ha mostrado su contrariedad con respecto a la decisión tomada por el pleno de la Asamblea, pero ha subrayado que acatará el cese de Romo, aunque su salida supone la pérdida de "una valiosa funcionaria".

"El país pierde el servicio de una ciudadana valiente y comprometida, ustedes lo saben", ha manifestado Moreno, quien ha agradecido a Romo su labor durante "la crisis de salud más grande" que ha vivido Ecuador, así como por su defensa de la Policía, que "goza del respeto y del cariño ciudadano", ha dicho, gracias a ella.

Durante el nombramiento de Pazmiño, Moreno ha destacado que el "valor", la "entereza" y el "sentido común" de Romo "han sido claves para defender la soberanía y la seguridad ciudadana", informa el periódico ecuatoriano 'El Universo'.

PROTESTAS EN ECUADOR, OCTUBRE 2019

La eliminación de los subsidios al combustible por parte del Gobierno de Lenín Moreno en 2019 desencadenó el 3 de octubre de ese mismo año unas manifestaciones que se extendieron hasta el día 13 y durante las cuales el presidente llegó a decretar el estado de excepción. La huelga llegó a su fin cuando el presidente ecuatoriano y el movimiento indígena acordaron derogar esta ley.

Romo se enfrentó a la Asamblea por un presunto incumplimiento de funciones, al permitir el uso de bombas lacrimógenas caducadas y ataques sobre zonas de paz instaladas en dos universidades de Quito durante las manifestaciones, que según el Banco Central de Ecuador (BCE) produjeron pérdidas valoradas en casi 700 millones de euros.

Las protestas dejaron una decena de muertos y más de 1.500 heridas, así como destrozos en las principales ciudades, cuyas comunicaciones se vieron afectadas por el bloqueo de carreteras, además de se producirse saqueos, sabotajes a pozos petrolíferos, ataques a la prensa, incluido secuestros de periodistas y policías, así como el incendio al edificio de la Contraloría, en Quito.