Publicado 25/09/2021 03:32CET

AMP.- EEUU/China.- La directora financiera de Huawei regresa a China tras el acuerdo con la Justicia estadounidense

Archivo - 31 March 2021, Canada, Vancouver: Huawei Chief Financial Officer Meng Wanzhou arrives for a hearing at the British Columbia Supreme Court. Photo: Darryl Dyck/The Canadian Press via ZUMA/dpa
Archivo - 31 March 2021, Canada, Vancouver: Huawei Chief Financial Officer Meng Wanzhou arrives for a hearing at the British Columbia Supreme Court. Photo: Darryl Dyck/The Canadian Press via ZUMA/dpa - Darryl Dyck/The Canadian Press v / DPA - Archivo

China deja en libertad a dos ciudadanos canadienses arrestados en 2018 por presunto espionaje

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, ha regresado este viernes a China tras alcanzar un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, que se ha comprometido a no pedir la extradición de la ejecutiva, acusada de fraude en el marco de las sanciones estadounidenses a Irán, avanza la agencia Bloomberg.

Meng había sido detenida en Canadá en 2018, y Estados Unidos buscaba su extradición desde entonces. La acusación estadounidense considera que la ejecutiva defraudó a HSBC al mentir a la entidad durante una reunión con un alto cargo del banco en la que habló de los negocios que tenía Huawei con Irán.

Pocas horas después del anuncio del acuerdo, las autoridades chinas han dejado en libertad al exdiplomático Michael Kovrig y al empresario Michael Spavor, ambos canadienses, acusados de espionaje y arrestados en 2018, después de conocerse la detención de Meng.

El acuerdo, anunciado este viernes, implica que Estados Unidos dejará de pedir la extradición de la ejecutiva, por lo que Meng ha podido abandonar Canadá en un vuelo de AirChina con destino Shenzhen, donde tiene su sede la compañía tecnológica, en la tarde del mismo día.

A cambio, la directora financiera ha admitido que engañó a HSBC sobre los negocios de la compañía con Irán, lo que violaba las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos contra el país centroasiático.

El arresto de Meng supuso un punto de inflexión en las relaciones de China con Estados Unidos y Canadá. Pekín ha rechazado los cargos y ha reiterado que la que es, además, hija del fundador de la compañía, está siendo víctima de una persecución política.

Poco después de su arresto, China detuvo a los canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor, a quienes acusó de espionaje. Spavor fue condenado a once años de prisión, mientras que Kovrig esperaba su sentencia. Ambos han sido ya liberados.