Publicado 08/02/2021 22:27CET

AMP.- EEUU.- El equipo legal de Trump acusa a los demócratas de montar un "teatro político" con el 'impeachment'

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una imagen de archivo.
El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una imagen de archivo. - DREW ANGERER/GETTY IMAGES

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El equipo legal del expresidente de Estados Unidos Donald Trump ha acusado a los demócratas de la Cámara de Representantes de montar un "teatro político" con el juicio político ('impeachment') contra su defendido, que comienza este martes.

En la presentación de un escrito legal este lunes, la defensa del exmandatario también ha incidido en que el proceso contra Trump es "inconstitucional" porque el magnate ya no ocupa el Despacho Oval, una idea que ya han esbozado en varias ocasiones.

"Esto sólo es un intento egoísta del liderazgo demócrata en la Cámara de Representantes para aprovechar los sentimientos de horror y confusión que se apoderaron de todos los estadounidenses de todo el espectro político al ver la destrucción del Capitolio el 6 de enero por unos pocos cientos de personas", han lamentado en el texto, recogido por la cadena de televisión CNN.

"En vez de actuar para sanar a la nación, o al menos centrarse en enjuiciar a los infractores de la ley que irrumpieron en el Capitolio, la presidenta de la Cámara de Representantes (Nancy Pelosi) y sus aliados han tratado de aprovechar cruelmente el caos del momento para su propio beneficio político", han agregado.

El texto presentado este lunes, de 75 páginas, complementa la respuesta ofrecida a la Cámara de Representantes la semana pasada y ahonda en la línea de defensa de la inconstitucionalidad del proceso político, que Trump no alentó a los asaltantes del Capitolio y que sus aseveraciones sobre un supuesto fraude electoral --de las que no aportó pruebas-- están protegidas por la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense.

"A pesar de los cargos contra Trump emitidos por los 'fiscales' demócratas, sus afirmaciones no pueden ni podrían interpretarse razonablemente como un llamamiento a la violencia inmediata o a un derrocamiento violento del Gobierno de Estados Unidos", han sostenido, recalcando que las referencias a la "lucha" del discurso que Trump dirigió a sus partidarios el día del asalto eran "metafóricas".

En respuesta, los responsables de la gestión del 'impeachment' en la Cámara de Representantes han subrayado que "las pruebas de la conducta de Trump son abrumadoras". "Sus esfuerzos para escapar de la rendición de cuentas son totalmente fútiles", han señalado.

"Como recoge el artículo del 'impeachment', el presidente Trump violó su juramento de cargo y traicionó al pueblo estadounidense. Su incitación a la insurrección contra el Gobierno de Estados Unidos que interfirió con la transferencia pacífica del poder es el delito constitucional más grave cometido jamás por un presidente", han asegurado.

En la presentación del caso contra Trump, los congresistas designados para ejercer la acusación contra Trump argumentaron que debería ser condenado por incitar a la insurrección por el asalto al Capitolio, justificando que "amenazó el sistema constitucional que protege las libertades fundamentales".

Asimismo, le acusaron de provocar "violencia" contra el Congreso estadounidense en un intento de revertir "radicalmente" la transferencia pacífica de poder entre administraciones. Además, han proporcionado una defensa constitucional para justificar el inicio de un juicio político contra un expresidente.

El Senado de Estados Unidos ya tumbó el martes pasado un intento republicano de declarar inconstitucional el proceso contra Trump, que ya se enfrentó a un 'impeachment' a principios de 2020. La resolución fue rechazada por 55 votos, ya que cinco republicanos --Mitt Romney, Ben Sasse, Susan Collins, Lisa Murkowski y Pat Toomey-- se han unido a las filas demócratas en la votación.

No obstante, la gran mayoría de los senadores del Partido Republicano, 45 --incluido el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell--, respaldaron la moción, lo que hace anticipar que será poco probable que le materialicen los 67 votos necesarios para el magnate sea condenado.

EL CASO CONTRA TRUMP

En esta ocasión, Trump está acusado de "incitar a la rebelión" durante los disturbios y el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero. La Cámara de Representantes, de amplia mayoría demócrata, aprobó iniciar el juicio político contra el exmandatario el 13 de enero, en una votación en la que hasta diez republicanos dieron su apoyo.

El asalto al Capitolio, que dejó cinco muertos, tuvo lugar el día que el Congreso de Estados Unidos celebraba una sesión conjunta para ratificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales, celebradas el 3 de noviembre. El expresidente Trump rechazó repetidamente el resultado electoral, afirmando que se había producido un "fraude", aunque sin proporcionar pruebas al respecto.

En febrero de 2020, Trump fue absuelto tras ser acusado de abuso de poder y obstrucción al Congreso por presionar a dirigentes de Ucrania para que investigaran a Joe Biden y a su hijo Hunter por sus actividades empresariales.