Publicado 27/04/2021 21:10CET

AMP.-EEUU.- La familia del afroamericano Andrew Brown dice que fue disparado cinco veces, una en la nunca, en su arresto

El fiscal Ben Crump junto a la familia de Andrew Brown Jr.
El fiscal Ben Crump junto a la familia de Andrew Brown Jr. - JONATHON GRUENKE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El FBI abre una investigación de derechos civiles sobre lo ocurrido

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La familia del ciudadano afroamericano Andrew Brown Jr, asesinado a tiros por la Policía de Estados Unidos durante su arresto la semana pasada en Carolina del Norte, ha denunciado que fue disparado cinco veces, una de ellas en la nuca.

Los agentes del condado de Pasquotank, en Elizabeth City, Carolina del Norte, dispararon contra Brown, de 42 años, en un barrio residencial cuando el pasado miércoles intentaron hacerle entrega de una orden de arresto por delitos relacionados con el tráfico de drogas.

El abogado de la familia, Wayne Kendall, ha explicado que uno de los disparos le ocasionó "una herida fatal en la parte posterior de la cabeza" mientras intentaba "evadir" el operativo de los agentes. "Creemos que no hicieron otra cosa que una ejecución directa", remarca.

El anuncio de la familia se produce después de una investigación encargada a un patólogo forense que informó de que Brown fue alcanzado en cuatro ocasiones en el brazo derecho y una en la nunca, publica la cadena CBS.

El doctor Brent Hall ha explicado que la bala que alcanzó la nunca de la víctima se disparó desde una distancia "intermedia" con una trayectoria "de abajo hacia arriba, de izquierda a derecha y de atrás hacia adelante", y penetrando en el cráneo y el cerebro.

Horas después, el FBI ha comunicado que su oficina en Charlotte, la ciudad más poblada de Carolina del Norte, ha abierto una investigación federal de derechos civiles sobre la Policía involucrada en la muerte de Brown.

"Los agentes trabajarán en estrecha colaboración con la Oficina del Fiscal Federal del Distrito Este de Carolina del Norte y la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia para determinar si se violaron las leyes federales", ha señalado un portavoz del FBI.

Un día antes, el fiscal del condado de Pasquotank, Michael Cox, mostró a la familia un pequeño fragmento de la cámara de vídeo corporal de uno de los agentes en el que se ve cómo la víctima se encontraba en su vehículo con las manos sobre el volante cuando los policías comenzaron a disparar. Brown intentó escapar del lugar mientras continuaba el tiroteo hasta que se estrelló contra un árbol cercano.

Los abogados de la familia han criticado a la Oficina del Sheriff de Pasquotank por su falta de transparencia al ofrecer pocas imágenes de lo sucedido, tan solo una secuencia de 20 segundos de la cámara de uno de los ocho agentes que participaron el operativo.

"Las cámaras corporales tiemblan y, a veces, son difíciles de descifrar", justificó el alguacil del condado de Pasquotank, Tommy Wooten, quien, además de lamentar que solo se cuente "una parte de la historia", ha avanzado que las investigaciones continúan.

Este martes se han cumplido ya seis días de protestas consecutivas en varios puntos del estado de Carolina del Norte, pero sobre todo en Elizabeth City. La noticia de que la familia sólo pudo acceder a 20 segundos de las todas las imágenes que se grabaron provocaron que cientos de manifestantes volvieran a salir a la calles, bloqueando algunas de las principales arterias de la ciudad durante unas horas.

Contador