Publicado 02/11/2021 23:49CET

AMP.- EEUU.- El reverendo Jesse Jackson es dado de alta tras pasar la noche en un hospital por golpearse la cabeza

Archivo - Reverendo Jesse Jackson
Archivo - Reverendo Jesse Jackson - US MISSION GENEVE - Archivo

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El reverendo y líder de los derechos civiles Jesse Jackson ha sido dado de alta este martes tras pasar la noche en el hospital de la Universidad de Howard, en Washington, tras haberse golpeado la cabeza, cuando se iba a reunir con el director del centro y un grupo de estudiantes.

"Gracias al hospital de la Universidad de Howard y a todos por vuestras oraciones. Vuelvo al trabajo. ¡Mantengan viva la esperanza!", ha agradecido Jackson a través de un vídeo en redes sociales junto al grupo de profesionales médicos y sanitarios que le han atendido.

"Después de unir a los estudiantes y a la administración del centro, el reverendo Jackson ha dicho que se produjeron muchos progresos y que regresará para ayudar a resolver el resto de diferencias", ha informado este martes la Coalición Rainbow PUSH, una organización por los derechos civiles de la que es fundador.

Jackson acudía el lunes a una reunión con el director de la universidad, Wayne Frederick, y representantes de los estudiantes para hablar sobre las malas instalaciones de la residencia del centro cuando al entrar en el edificio "cayó y se golpeó la cabeza", informó el lunes en un comunicado Rainbow PUSH.

"Cuando el reverendo Jackson entró en un edificio del campus, se cayó y se golpeó la cabeza. Su personal lo llevó al Hospital de la Universidad de Howard, donde se le realizaron varias pruebas. Los resultados son normales, incluida una tomografía computarizada", relata el comunicado.

A pesar de que los resultados fueron "normales", los médicos del centro recomendaron que permaneciera en el hospital para que pudiera seguir sometiéndose a otras pruebas y para ver cómo evolucionaba.

Jackson, quien fue una de las personas de confianza del reverendo Martin Luthr King Jr., ya fue ingresado recientemente junto a su esposa en un hospital después de que ambos dieran positivo por coronavirus antes de que fuera trasladado también a un centro de rehabilitación para tratar la enfermedad de Parkinson que padece.