Publicado 28/08/2020 6:09:17 +02:00CET

AMP.-EEUU.- Trump dice que EEUU "resurgirá más fuerte" tras vencer al COVID-19 y acusa a Biden de rendirse ante el virus

AMP.-EEUU.- Trump dice que EEUU "resurgirá más fuerte" tras vencer al COVID-19 y
AMP.-EEUU.- Trump dice que EEUU "resurgirá más fuerte" tras vencer al COVID-19 y - REPUBLICAN NATIONAL CONVENTION V / ZUMA PRESS / CO

Trump se ha presentado como el mejor presidente para la comunidad afroamericana desde George Washington Ha asegurado que Joe Biden "no es el salvador", sino "el destructor de la economía estadounidense".

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este jueves por la noche que bajo su mandato el país "resurgirá más fuerte" tras derrotar al coronavirus y ha acusado al candidato demócrata, Joe Biden, en el discurso que pone cierre a la última Convención Nacional Republicana, de rendirse a la pandemia y a China.

Ante la atenta mirada de más de mil personas congregadas en el jardín principal de la Casa Blanca, Trump ha comenzado su discurso recordando a las seis víctimas del huracán 'Laura' a su paso por Lousiana, así como a su recién fallecido hermano, Robert Trump, poco después de haber aceptado oficialmente su candidatura a las elecciones del próximo 3 de noviembre, tras ser presentado por su hija Ivanka.

"Venceremos al virus y resurgiremos más fuertes que antes", ha asegurado el presidente Trump ante el fervor y los aplausos de algo más de un millar de republicanos que han escuchado en directo sus palabras, las cuales también han ido dirigidas a los profesionales de la salud que luchan contra la pandemia en Estados Unidos, que ha registrado ya más de 5,8 millones de casos acumulados y cerca de 181.000 fallecidos.

Durante su intervención, Trump ha prometido que en caso de ser reelegido que continuará con las políticas económicas que lograron una "prosperidad récord" en Estados Unidos antes de la llegada de la pandemia y ha apelado al patriotismo del pueblo estadounidense para lograr situar al país en el lugar de la historia que le corresponde.

El magnate de Nueva York ha defendido su gestión de la pandemia estos últimos meses asegurando que todas las medidas que se han llevado a cabo han estado basadas "en la ciencia, los datos y los hechos", no como Joe Biden, ha dicho, que en caso de haberle escuchado, "cientos de miles de estadounidenses más habrían muerto".

Así han comenzado los ataques contra su rival demócrata, a quien le ha acusado de "rendirse al virus", proponiendo el cierre de la economía de Estados Unidos durante la crisis sanitaria, lo que hubiera provocado ha dicho, un "aumento de sobredosis de drogas, depresión, adicción al alcohol, suicidios, ataques cardíacos, devastación económica, pérdida de empleo y mucho más".

"Estamos brindando terapias que salvan vidas y produciremos una vacuna antes de fin de año, o tal vez incluso antes. Derrotaremos el virus, pondremos fin a la pandemia y saldremos más fuertes que nunca", ha dicho.

Los ataques contra Biden no han quedado ahí, del candidato demócrata ha dicho que es un peligro para Estados Unidos, "un destructor" de la economía y de los puestos de trabajo de los estadounidenses, pues se los quiere "llevar a China", el país que marca su agenda, asegura.

"Biden no es un salvador", ha dicho Trump, quien se pregunta cómo pretende el Partido Demócrata liderar Estados Unidos si "se pasa la gran parte del tiempo" intentando "derribar" el país, al que considera, ha dicho, "una nación malvada que necesita ser castigada por sus pecados".

EL MEJOR PRESIDENTE PARA LOS NEGROS DESDE LINCOLN

Como ya hiciera el vicepresidente, Mike Pence, la noche anterior, Trump también ha condenado "en los términos más enérgicos" los últimos actos de violencia que se han producido en varias ciudades de Estados Unidos durante las protestas por las muertes de ciudadanos afroamericanos a manos de agentes de policía blancos.

Trump ha insistido en que hay que hacer cumplir la ley para castigar a los instigadores de los disturbios y los saqueos, los cuales, ha precisado, suceden en ciudades "dirigidas por demócratas", como Kenosha, Mineápolis, Portland, Chicago y Nueva York.

"Nadie estará a salvo en la América de Biden", ha dicho Trump, cuestionando las propuestas de "izquierda radical" del candidato demócrata de invertir en proyectos comunitarios y en asociaciones vecinales de los barrios más humildes del país, en vez de destinarlo a los cuerpos policiales.

"Tenemos que devolver el poder a las fuerzas del orden. Nuestra policía tiene miedo de actuar. No podemos permitir que el crimen gobierne", ha dicho Trump, quien por otro lado, es partidario, ha dicho, de que la justicia responsabilice a aquellos agentes que tengan "malas conductas" en el ejercicio de sus funciones.

"Debemos recordar que la abrumadora mayoría de los agentes de la Policía en este país son nobles, valientes y honorables", ha defendido Trump, a unos cuestionados cuerpos del orden tras los últimos episodios de violencia policial, como la muerte de George Floyd o el reciente caso de Jacob Blake, disparado siete veces por la espalda frente a sus hijos.

Ante las demandas de las minorías Trump ha asegurado que "lo mejor está por llegar" y ha asegurado que ha sido el mejor presidente para la comunidad negra de Estados Unidos desde Abraham Lincoln.

"He hecho más por los negros en cuatro años que Biden en 47 años de carrera política", ha asegurado.

Para concluir, ha asegurado que en caso de ser elegido nuevamente trabajará para que "Estados Unidos se sienta más orgulloso y más grande que nunca", pidiendo bendiciones para todos y logrando el aplauso del público mientras los fuegos artificiales iluminaban la noche de Washington.