Publicado 07/04/2021 15:55CET

AMP.-Etiopía/Egipto.-Etiopía dice que procederá al segundo llenado de la presa en el Nilo Azul pese a que no hay acuerdo

Archivo - Vista general de la Presa del Gran Renacimiento, construida por Etiopía en el río Nilo Azul
Archivo - Vista general de la Presa del Gran Renacimiento, construida por Etiopía en el río Nilo Azul - Yirga Mengistu/Adwa Pictures Plc / DPA - Archivo

Sudán advierte de que tendrá que "reconsiderar todas las opciones posibles"

Al Sisi incide en que "todas las opciones son posibles" y pide "cooperación" para solucionar la disputa

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha asegurado que pretende proceder al segundo llenado del embalse de la presa que construye en el río Nilo Azul a pesar de que la última ronda de conversaciones trilaterales con Egipto y Sudán se cerraron el martes sin acuerdo, en medio del estancamiento del proceso durante los últimos meses.

El Ministerio de Exteriores etíope ha resaltado en un comunicado que "el llenado del segundo año de la presa será llevado a cabo según el calendario" y ha manifestado que ha mostrado su disposición "a facilitar datos e intercambiar información" sobre el proceso.

"Las posiciones contrarias al llenado de la presa antes de que haya un acuerdo no tienen base legal y contravienen el derecho inherente de Etiopía a utilizar sus recursos naturales", ha señalado, antes de añadir que Adís Abeba intentó lograr un acuerdo sobre el primer llenado, lo que "no tuvo éxito por la rígida postura de Egipto y Sudán".

En este sentido, ha resaltado en su comunicado, publicado a través de su cuenta en la red social Facebook, que "Etiopía no puede entrar en un acuerdo que cierre sus derechos actuales y futuros sobre la utilización del Nilo", epicentro de una disputa diplomática desde hace años a causa del proyecto hidroeléctrico.

El Ministerio ha argumentado además que su delegación aprobó el borrador presentado por la Unión Africana (UA), que está ejerciendo labores de mediación, con "unos ajustes mínimos" y ha añadido que "Egipto y Sudán rechazaron el borrador reclamando que los observadores reemplacen a los tres países y a la UA".

El Gobierno de Sudán ha reclamado una medición por parte de Naciones Unidas, la Unión Europea (UE), la UA y Estados Unidos en torno a la presa, opción respaldada por Egipto pero rechazada por Etiopía, que argumenta que el actual proceso de conversaciones trilaterales debería ser suficiente para garantizar el éxito de las negociaciones.

Tras la última reunión, las autoridades sudanesas han denunciado que Adís Abeba ha rechazado todas las opciones de mediación presentadas por Jartum y ha alertado del peligro que suponen las "medidas unilaterales" de Etiopía, en referencia al proceso de llenado de la presa.

De esta forma, ha recordado que el llenado del embalse durante 2020 provocó "graves daños" al país, incluida la escasez de agua potable y para la irrigación, motivo por el que ha hecho hincapié en que "es una amenaza real que no puede ser aceptada".

Por ello, el Ejecutivo sudanés ha manifestado que "esta obstinación etíope obliga a Sudán a reconsiderar todas las opciones posibles para proteger sus seguridad y a sus ciudadanos, según el Derecho Internacional", tal y como ha recogido la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

En este sentido, el presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ha resaltado que "todas las opciones son posibles" y ha trasladado a Etiopía que "no se debe llegar a un punto en el que infrinjan una sola gota de agua egipcia". "La cooperación es mejor", ha argüido, antes de apostar por evitar los costes de un enfrentamiento.

"He sentido durante los últimos años que nuestros hermanos etíopes no están a gusto con que el agua del Nilo fluya a Egipto", ha criticado. "Esta es la voluntad de Dios. Si la tierra egipcia fuera elevada, el agua no habría podido llegar. Lo que hizo Dios no puede cambiarlo ningún humano", ha añadido.

Por otra parte, ha incidido en que Egipto y Sudán se coordinarán y ha reseñado la "justicia de su causa", según "el Derecho Internacional y las normas internacionales". Por último, ha recalcado que El Cairo respeta "el desarrollo" de Etiopía, "siempre y cuando no afecte a los intereses hídricos" de Egipto.

EGIPTO Y SUDÁN IRÁN A LA ONU

Por su parte, el ministro de Exteriores egipcio, Samé Shukri, ha desvelado que El Cairo y Jartum acudirán al Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la situación y ha resaltado que "hay total coordinación y unidad" entre ambos países sobre este asunto.

"Empezaremos a acudir a organizaciones internacionales para informar de los acontecimientos y pedir que asuman su responsabilidad", ha defendido Shukri, en declaraciones concedidas a la cadena de televisión egipcia Extra News, según ha informado el diario 'Al Ahram'.

Asimismo, ha cargado contra las autoridades etíopes por su "intransigencia" y ha dicho que las últimas conversaciones en República Democrática del Congo (RDC) --que cuenta con la presidencia rotativa de la UA-- han demostrado la "falta de voluntad política" por parte de Adís Abeba.

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron en enero de 2020 un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero, si bien Adís Abeba abandonó las conversaciones antes de firmar el acuerdo, algo que sólo hizo El Cairo.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente.

Contador