Publicado 30/09/2021 22:51CET

AMP.- Etiopía.- Etiopía declara 'persona non grata' a siete agentes de la ONU por "entrometerse" en asuntos del país

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed.
El primer ministro etíope, Abiy Ahmed. - JU PENG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El Consejo Europeo condena lo ocurrido y EEUU advierte con "medidas agresivas"

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha informado este jueves de que siete trabajadores de diferentes agencias de Naciones Unidas han sido declarados 'persona non grata' "por entrometerse en los asuntos internos del país".

El Ministerio de Asuntos Exteriores etíope ha emitido un escueto comunicado a través de sus redes sociales en el que menciona a cada una de estas personas y les advierte de que deberán salir del país en un plazo máximo de 72 horas.

Entre los expulsados está el representante de UNICEF en Etiopía, Adele Khodr; y varios trabajadores de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), así como de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

La noticia ha dejado "conmocionado" al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, según ha hecho saber la portavoz adjunta Stephanie Tremblay, en una rueda de prensa, en la que ha subrayado que siguen "comprometidos" con el Gobierno etíope para hacer posible que los trabajadores de la ONU puedan "continuar con su importante labor".

Quien también ha mostrado su sorpresa ha sido el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quien ha condenado la acción del Gobierno etíope y ha enviado muestras de solidaridad a los responsables y trabajadores de Naciones Unidas.

"Todo el apoyo a la ONU y a António Guterres tras la expulsión de altos funcionarios por parte de Etiopía", país, ha dicho, que "perderá personal fundamental" de Naciones Unidas "que brinda ayuda y apoyo al pueblo".

Por último, Michel ha insistido a las autoridades del Gobierno de Etiopía que garanticen el acceso humanitario "sin obstáculos", así como el respeto al derecho internacional humanitario", pues es "una prioridad" para Tigray.

SANCIONES DE EEUU

Por su parte, desde la Casa Blanca han advertido de que la Administración del presidente, Joe Biden, impondrá nuevas sanciones al Gobierno etíope y a sus funcionarios si no hay "cambios claros y concretos" con respecto a su postura en el conflicto interno en la región de Tigray.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha asegurado que Washington se está preparando "para tomar medidas agresivas" ante este escenario e "imponer sanciones selectivas contra una serie de individuos y entidades" para explicar por qué el pasado 17 de septiembre el presidente Biden decidió paralizar la batería de castigos que estaban previstos para las autoridades etíopes.

ONG EXPULSADAS

No es la primera que las autoridades etíopes arremeten contra las organizaciones humanitarias, a las que acusan de apoyar a las fuerzas rebeldes de la provincia de Tigray, lo que ha estado dificultando el envío de ayuda humanitaria a esta región situada en el norte del país.

Esta semana, el secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Martin Griffiths, alertó de la difícil situación humanitaria a la que tiene que hacer frente el país africano, en especial en la región de Tigray, en donde la tasa de desnutrición ha superado ya el 22 por ciento.

Durante una entrevista para la cadena Sky News, Griffiths denunció que el Gobierno etíope había estado fabricando pruebas falsas para evitar que los agentes de Naciones Unidas puedan desplegar ayuda humanitaria en esta parte del país, que se encuentra asolada por el conflicto interno desde hace ya casi un año.

El pasado mes de agosto, el Gobierno anunció la suspensión de los permisos de trabajo en la región de Tigray norte de tres ONG internacionales, entre ellas Médicos Sin Fronteras (MSF) y el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

La ofensiva del Ejército etíope contra el Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF) arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro, Abiy Ahmed, en respuesta a un ataque de este grupo contra una base del Ejército en la capital regional, Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Tras ello, las fuerzas etíopes, que contaron con el apoyo de tropas eritreas y las fuerzas especiales de Amhara, lograron tomar Mekelle e imponer una autoridad interna, si bien finalmente han terminado cediendo terreno, lo que llevó a Abiy a anunciar el alto el fuego aduciendo razones humanitarias.

Contador