Publicado 29/06/2021 03:00CET

AMP.- Etiopía.- El Gobierno de Etiopía declara un alto el fuego en Tigray

Archivo - Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía
Archivo - Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

Guterres traslada al primer ministro etíope su "esperanza de que se produzca un cese efectivo de las hostilidades"

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha anunciado este lunes que ha aceptado la solicitud de alto el fuego presentada por la administración regional de Tigray, que en principio durará hasta el final de la temporada agrícola, en septiembre.

En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, el Ministerio de Exteriores etíope ha explicado que "la solicitud de la administración regional se ha producido tras la debida consideración de las necesidades sobre el terreno y tras las consultas con académicos, empresarios y líderes religiosos y ancianos de la región" y que "esta declaración unilateral de alto el fuego comienza hoy 28 de junio de 2021 y permanecerá hasta que termine la temporada agrícola".

"Se ha ordenado a todas las instituciones civiles y militares federales y regionales que apliquen el alto el fuego de acuerdo con las directrices establecidas por el Gobierno", ha declarado después de detallar varios de los motivos que han llevado a esta decisión.

"El Gobierno de Etiopía entiende que la población de Tigray, especialmente la de las zonas rurales, ha sufrido mucho", ha dicho, y ha apuntado a problemas como "la lucha contra la langosta", "la pandemia de la COVID-19", "el desplazamiento y la interrupción de las actividades agrícolas debido a la instigación de conflictos violentos por parte del Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF) que han dejado a muchos en la región expuestos a un sufrimiento inimaginable".

Ante estos, ha considerado "que el desafío actual en la región de Tigray debe ser abordado con prontitud, dado el riesgo de crisis humanitaria al que se enfrenta nuestro pueblo".

Asimismo, el Ministerio de Exteriores etíope se ha referido a que "es esencial que no se interrumpa la temporada de siembra" y a la urgencia de "acelerar el retorno de los desplazados internos a su lugar de origen". Esta decisión se ha tomado "con la convicción de que esta medida ayudará a garantizar un mejor acceso humanitario y a reforzar el esfuerzo de rehabilitación y reconstrucción de la región de Tigray".

También, ha remarcado que esta decisión no evita "la impunidad" y "la plena rendición de cuentas por los crímenes cometidos, sea quien sea el responsable".

Por último, ha hecho "un llamamiento a todas las partes interesadas, tanto nacionales como internacionales, para que colaboren en la aplicación plena y efectiva del alto el fuego" que ha tildado de "humanitario".

Por su parte, el máximo responsable de la administración en funciones impuesta por el Gobierno etíope en la región de Tigray, Abrham Belay, había pedido un alto el fuego de cara a la próxima temporada agrícola, según Fana, tras llevar a cabo consultas con representantes y funcionarios de la región.

La oferta de alto el fuego se presentó la semana pasada al Ejecutivo central y estaba formada por nueve puntos con miras a lograr una solución política al conflicto.

El anuncio se produce horas después de que los representantes del Gobierno y los soldados del Ejército abandonaran Mekelle a toda prisa, según informes confirmados extraoficialmente en Twitter, lo que habría llevado al TPLF a tomar la ciudad, informa 'Addis Standard'.

Según los testigos, las carreteras de acceso a la capital regional estarían llenas de residentes celebrando la vuelta a la ciudad del TPLF. El Gobierno de Etiopía no ha hecho ninguna referencia a este suceso.

"ESPERANZA"

Tras la noticia del alto el fuego unilateral anunciado por el Gobierno etíope, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha informado de que ha hablado con el primer ministro del país africano, Abiy Ahmed, para trasladarle su "esperanza de que se produzca un cese efectivo de las hostilidades".

En un comunicado, el máximo representante de la ONU ha apuntado que "los acontecimientos recientes en Tigray son extremadamente preocupantes" y demuestran "una vez más, que no existe una solución militar a la crisis". "Es fundamental que los civiles estén protegidos, que la ayuda humanitaria llegue a las personas necesitadas y se encuentre una solución política", ha urgido Guterres.

También, Estados Unidos, Irlanda y Reino Unido han propuesto una reunión del Consejo de Seguridad para debatir la situación en Tigray, según recoge DPA.

EL CONFLICTO EN TIGRAY

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, anunció en noviembre de 2020 el inicio de una ofensiva militar contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF), en respuesta a un ataque del grupo contra la principal base del Ejército en Mekelle tras un drástico repunte de las tensiones entre la formación y el Gobierno central.

Las agencias de la ONU y las ONG han visto limitado su margen de maniobra en la zona, en un contexto marcado por una grave crisis humanitaria que azota Tigray.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha denunciado en su último informe sobre la situación, publicado este viernes, casos de "acoso, intimidación y detención" de cooperantes, así como la confiscación de ayuda.

Contador