Publicado 01/11/2021 07:15CET

AMP.- Etiopía.- El primer ministro de Etiopía pide a la población que tome las armas para "enterrar" al TPLF

Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, interviene ante el Parlamento
Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, interviene ante el Parlamento - OFICINA DEL PRIMER MINISTRO DE ETIOPÍA - Archivo

La región etíope de Amhara declara el estado de emergencia ante el avance de las fuerzas del TPLF

MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, ha pedido a la población que tome las armas para "enterrar al terrorista Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) que ha venido a destruir" el país.

Abiy Ahmed ha defendido en un mensaje publicado en la red social Facebook que el TPLF "continúa siendo un azote para Etiopía", y que pretende "llevar al país a su muerte", por lo que ha animado a los ciudadanos a que "abandonen sus asuntos ocasionales" y que "marchen de manera legal con todas las armas necesarias para prevenir y revertir" el avance del grupo.

El mensaje se ha publicado poco después de que las autoridades de la región etíope de Amhara, en el norte del país, hayan decretado este domingo el estado de emergencia ante el avance del TPLF, que el día anterior aseguró haber capturado la estratégica ciudad de Dessie.

Según un decreto emitido por el Consejo de Estado de Amhara, y recogido por el diario 'Addis Standard', todas las instituciones gubernamentales cesarán sus actividades en la región para centrarse en el conflicto.

Además, las autoridades han instaurado un toque de queda a partir de las 20 horas (hora local). Según el decreto, estas medidas se toman ante la "imposibilidad de superar esta amenaza a nuestra propia existencia tan solo con la legalidad vigente".

Otros puntos que incluye la declaración son la obligatoriedad de ceder los vehículos privados y las armas cuando sea necesario para el desarrollo de la campaña contra el TPLF.

El TPLF se encuentra envuelto desde hace meses en un cruento conflicto con el Gobierno etíope en el norte del país, que comenzó en noviembre del año pasado cuando el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, ordenó una ofensiva militar en represalia por el ataque a la base del Ejército en Mekelle, tras meses de tensiones entre el TPLF y el Gobierno central.

El sábado, el Departamento de Estado de Estados Unidosha demandó al TPLF que retire a sus tropas de las regiones de Amhara y Afar, y que detenga sus avances en las ciudades de Dessie y Kombolcha.

"No hay solución militar a esta disputa, y todas las partes deben comenzar la negociación de un alto el fuego sin condiciones previas", defendió el portavoz del Departamento, Ned Price.