Publicado 13/01/2021 16:48CET

AMP.- Etiopía/Sudán.- Etiopía y Sudán se cruzan nuevos reproches por sus respectivas actividades en la frontera común

Sudán denuncia la supuesta entrada de un avión militar etiope y avisa de "peligrosas consecuencias"

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha acusado a Sudán de "expandir su presencia" en sus territorios en la zona fronteriza y el Ejecutivo sudanés ha denunciado una supuesta violación del espacio aéreo, en medio de las tensiones de los últimos meses entre ambos países y varios incidentes armados, que han provocado un cruce de acusaciones entre Adís Abeba y Jartum.

El portavoz del Ministerio de Exteriores etíope, Dina Mufti, ha manifestado que las fuerzas sudanesas se han hecho con territorios en la zona y ha dicho que las acciones unilaterales "no ayudan" a encontrar una solución, según ha informado la cadena de televisión etíope Fana.

Así, ha reiterado que las acciones de Jartum suponen una violación de los acuerdos bilaterales y ha vuelto a abogar por una solución pacífica, antes de argumentar que "la guerra no es una opción para el problema". En este sentido, ha advertido de que "la tolerancia tiene un límite".

Las palabras de Dina han llegado un día después de que Sudán denunciara la muerte de seis civiles --cinco mujeres y un niño-- en un ataque de las fuerzas etíopes en la frontera. Jartum ha denunciado varios ataques por parte de las fuerzas etíopes durante las últimas semanas.

Este mismo miércoles, el Ministerio de Exteriores sudanés ha asegurado que un avión militar etiope ha cruzado la frontera, "en una escalada peligrosa e injustificada" que, según ha advertido, "podría tener consecuencias peligrosas y causar más tensión en la región fronteriza".

Los gobiernos de ambos países empezaron el 23 de diciembre los trabajos sobre la demarcación de su frontera tras los últimos incidentes, que giran en torno a la presencia de agricultores etíopes en territorios sudaneses, un hecho que fue tolerado de forma tácita por el expresidente Omar Hasán al Bashir.

Las autoridades sudanesas surgidas del acuerdo tras el golpe de Estado que derrocó en abril de 2019 a Al Bashir mantienen una postura diferente y reclaman la salida de la zona de estos agricultores, lo que ha provocado un incremento de las tensiones con Etiopía.

Asimismo, el área ha sido escenario de tensiones por la ofensiva contra el TPLF, lanzada el 4 de noviembre en respuesta a un ataque por parte del grupo, que entonces gobernaba Tigray, contra una base del Ejército etíope en la capital regional, Mekelle.