Publicado 16/11/2020 20:14CET

AMP.- Etiopía.- Tigray denuncia que Eritrea y otras "fuerzas no africanas" apoyan a Etiopía en su ofensiva

Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía
Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

El Gobierno etíope descarta negociar con las autoridades de Tigray

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Tigray han acusado este lunes a la vecina Eritrea junto con "fuerzas no africanas" de estar ayudando al Gobierno etíope en su "ataque concertado" contra esta región del norte de Etiopía, escenario de una escalada desde hace casi dos semanas.

En un comunicado recogido por la agencia de noticias Tigrai Mass Media Agency, el gobierno de Tigray ha acusado al primer ministro etíope, Abiy Ahmed, de ser "responsable de infligir de forma intencionada sufrimiento humano (...) y destrucción de grandes proyectos de infraestructura como la presa Tekeze y la fábrica de azúcar Wolkait en bombardeos aéreos".

No obstante, el gobierno regional, que encabeza el Frente Popular de Liberación Tigray (TPLF), no ha aclarado a qué fuerzas no africanas se refería, pero sí ha señalado que en el conflicto se está empleando "armamento altamente sofisticado, incluidos drones y otra tecnología que no puede encontrarse en el continente africano".

"Esta agresión es vista como una violación de la integridad territorial y la soberanía de Etiopía, y el gobierno regional de Tigray y el TPLF condenan esta violación y este ataque", ha señalado el presidente de la región, Debretsion Gebremichael, antes de denunciar "una inestabilidad generalizada" en el país desde que Abiy Ahmed accedió en 2018 al cargo de primer ministro.

"Abiy Ahmed está llevando a cabo esta guerra contra la población de Tigray y es responsable del sufrimiento humano que causa de forma premeditada a la gente y la destrucción de importantes proyectos de infraestructura, como la presa Tekeze", ha manifestado.

En este sentido, ha reiterado que no ha sido el TPLF el que ha iniciado el conflicto y ha agregado que "es evidente que Abiy Ahmed ha lanzado esta guerra como un intento de consolidar su poder personal".

"El TPLF está preocupado porque este conflicto que implica a fuerzas eritreas y no africanas lleve a Etiopía a convertirse en un Estado fallido o a su total desintegración. Este conflicto, si no se resuelve, desestabilizará el Cuerno de África, el mar Rojo y el Golfo (Pérsico) mientras amenaza a la paz y seguridad internacional", ha subrayado.

Por ello, ha pedido a la comunidad internacional que "condene el atroz ataque por parte de Abiy Ahmed, (el presidente eritreo) Isaias Afewerki y actores no africanos" y ha solicitado que "África se levante y denuncie esta violación con una sola voz".

"Pedimos a la Unión Africana (UA) que se ponga en cabeza y que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la Unión Europea (UE) y la comunidad internacional condenen de forma colectiva este crimen atroz", ha remachado Debretsion.

El sábado, el TPLF confirmó que había disparado cohetes contra la capital de Eritrea, Asmara, en un nuevo capítulo en el marco de la escalada militar que comenzó el pasado 5 de noviembre, cuando Abiy anunció el inicio de una ofensiva en Tigray tras el ataque contra bases del Ejército etíope en esta región.

El Gobierno ya desmintió durante el fin de semana que se hubiera destruido la presa de Tekeze y este lunes ha salido al paso de los rumores sobre una eventual mediación de Uganda, donde ha viajado el ministro de Exteriores y vice primer ministro, Demeke Mekonnen.

LLAMAMIENTOS INTERNACIONALES

El ministro etíope se ha reunido con el presidente ugandés, Yoweri Museveni, quien ha publicado en su Twitter varias imágenes del encuentro, durante el que ha confirmado que ha tratado "sobre las cuestiones de paz y seguridad a que se enfrenta ahora Etiopía".

Además, ha publicado un mensaje, que posteriormente ha borrado en el que subrayaba que "una guerra en Etiopía daría una mala imagen a todo el continente". "Debería haber negociaciones y se debería parar el conflicto", señalaba en su tuit el mandatario ugandés, según informa el diario 'Addis Standard'.

"Apreciamos la preocupación tanto cercana como lejana" pero ahora no es el momento de negociar, ha defendido desde Adís Abeba el secretario de Estado de Exteriores y portavoz del Equipo de Emergencia del Gobierno, Redwan Hussein. "Os estamos pidiendo que nos deis tiempo. No va a durar hasta la eternidad. Será una operación corta", ha asegurado, según Bloomberg.

Museveni ha publicado horas después un mensaje sobre la reunión en el que ha recalcado su llamamiento a un proceso de negociaciones y ha resaltado que miles de refugiados han llegado en los últimos días a Sudán huyendo de los combates.

"El presidente Museveni ha dicho que es equivocado que los países africanos se centren en políticas de federalismo étnico por encima de otros intereses", ha señalado la Presidencia ugandesa en un comunicado en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Facebook, en el que ha manifestado que el mandatario ha pedido" negociaciones inmediatas" para que "la guerra no se prolongue".

A los llamamientos se ha sumado el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, quien ha pedido a las partes que "encuentren medios pacíficos para poner fin a la crisis" y ha alertado del impacto de "un conflicto a gran escala" en el país africano. "Kenia y Etiopía han sido desde hace mucho estados ancla para la paz y la estabilidad regional", ha dicho.

Por ello, Kenyatta ha pedido al Gobierno central y al TPLF que "rebajen el conflicto" y ha trasladado a Demeke que "la crisis podría socavar los avances realizados por los etíopes para desarrollar el país", tal y como ha indicado la Presidencia keniana en un comunicado publicado en su página web.

NEGATIVA DE ABIY

El primer ministro etíope aseguró la semana pasada que "no habrá negociaciones" con el TPLF hasta que concluyan las operaciones contra el grupo en la región. "Una vez más, quiero asegurar a los etíopes que no habrá negociaciones con esta junta hasta que los esfuerzos para aplicar la ley hayan concluido", dijo.

Las palabras de Abiy llegaron después de que Debretsion escribiera a la Unión Africana (UA) para intentar impulsar un proceso de negociaciones para poner fin al conflicto en el país. En este sentido, el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, reclamó el cese inmediato de las hostilidades e instó a las partes a un diálogo para encontrar una "solución pacífica" a la situación.

Abiy anunció el 5 de noviembre el inicio de una operación en Tigray en respuesta al ataque perpetrado por el TPLF contra una importante base del Ejército. Desde entonces, se han producido bombardeos contra posiciones del grupo en el marco de la ofensiva, de la que las autoridades no han dado muchos detalles.

La escalada ha sido la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy, como primer oromo jefe de Gobierno. El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza gobernante, y algunos más en su órbita, se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, lo que también dejó al partido al margen de la toma de decisiones en el Gobierno federal.

Así las cosas, el TPLF siguió adelante con el plan de celebrar elecciones en Tigray en septiembre pese a que la comisión electoral había decidido el aplazamiento de las generales al próximo año por la pandemia y a las presiones del Gobierno para que no siguiera adelante con sus planes. Posteriormente, anunció que no reconocía al Gobierno central.

Contador