Publicado 15/07/2020 20:33CET

AMP.- Francia.- El nuevo primer ministro dice que la lucha por el empleo será la "prioridad absoluta" del Gobierno

AMP.- Francia.- El nuevo primer ministro dice que la lucha por el empleo será la
AMP.- Francia.- El nuevo primer ministro dice que la lucha por el empleo será la - Ludovic Marin/AFP/dpa

Castex confirma que reabrirá el diálogo en torno a la polémica reforma del sistema de pensiones

El ministro de Interior recibe el apoyo parlamentario frente a las acusaciones de violación en su contra

PARÍS, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El nuevo primer ministro de Francia, Jean Castex, ha indicado este miércoles que la lucha por el empleo será la "prioridad absoluta" de su Gobierno, aunque también se ha fijado como objetivo reconciliar a los franceses tras las protestas sociales a las que puso freno el coronavirus.

"La lucha contra el desempleo y la preservación del trabajo serán la prioridad absoluta del Gobierno durante los próximos 18 meses", ha dicho Castex en una intervención ante la Asamblea Nacional, según recoge 'Le Figaro'.

En concreto, ha indicado que "la primera urgencia" serán los jóvenes, "los primeros afectados por la crisis". Así, ha anunciado que el Gobierno se ha citado el viernes con los agentes sociales para discutir un plan de empleo joven llevando como propuesta reducir el coste laboral de la contratación de menores de 25 años en hasta 4.000 euros por año.

Castex se ha referido igualmente al problema social que la COVID-19 ha dejado en segundo plano. "La crisis ha afectado a Francia, sin duda, a una Francia que está dividida, (...), a una Francia que a veces se siente abandonada", ha asumido.

El jefe de Gobierno ha reivindicado que la Francia "suburbana, rural y de ultramar, la llamada Francia periférica", forma parte del país tanto como "la Francia de la economía, la ciencia, la industria y la cultura". "Por eso, nuestra primera ambición será reconciliar a estas Francias tan diferentes", ha prometido.

Castex ha pronunciado este discurso un día después de que el presidente, Emmanuel Macron, admitiera en la tradicional entrevista del 14 de julio que ha fracasado en su objetivo de reconciliar a los franceses.

El nuevo primer ministro llegó al cargo en una remodelación de Gobierno obligada por los resultados de las elecciones municipales, donde las formaciones ecologistas y de extrema derecha avanzaron.

REFORMA DE LAS PENSIONES

Por otra parte, Castex ha confirmado oficialmente que reabrirá las conversaciones con el Parlamento y los actores sociales sobre la controvertida reforma del sistema de pensiones propuesto por Macron.

Así, ha defendido que la crisis del coronavirus anima a su Gobierno "más que nunca" a buscar "un sistema más justo y equitativo" que reemplace los múltiples esquemas de pensiones con uno a nivel nacional.

La propuesta de Macron de un sistema unificado a nivel nacional desencadenó numerosas protestas por parte de sindicatos y, si bien fue aprobado en marzo por el Parlamento, no ha sido ratificado por ahora, en parte debido a la pandemia.

Castex ha destacado que la reforma del sistema de pensiones será un tema aparte respecto a las consideraciones financieras abordadas por su predecesor, Edouard Philippe, quien también abogó por elevar la edad de jubilación.

Macron reivindicó el martes las reformas obradas por su Gobierno, entre ella la de las pensiones, que ratificará que no abandonará en el contexto de la pandemia porque es "justa", aunque se mostró abierto a modificarla en el marco del diálogo social.

El nuevo primer ministro ha argüido además que el secularismo es un "elemento cardinal" del Estado francés y lo ha descrito como "la punta de flecha de la cohesión social", según ha informado la agencia alemana de noticias DPA.

En este sentido, ha incidido en que será "intransigente" en su defensa del secularismo y ha agregado que combatirá "el islamismo radical en todas sus formas", al tiempo que ha adelantado que presentará una ley contra el "separatismo" con el objetivo de "evitar que ciertos grupos se cierren en torno a identidades étnicas o religiosas".

BLOQUE UNIDO

El nuevo ministro de Interior, Gérald Darmanin, está en el punto de mira porque --en palabras del propio Macron-- fue objeto de "graves acusaciones" por violación. Sin embargo, este miércoles ha recibido un fuerte espaldarazo con el artículo firmado en 'Le Monde' por los 167 parlamentarios del partido de Macron y sus aliados.

"Una 'vendetta' pública no es Justicia", han declarado los diputados y senadores en defensa de Darmanin, argumentando que "en los países en los que se vulnera la presunción de inocencia, las víctimas de violencia sexual, las mujeres en general, nunca están mejor protegidas".

Además, han insistido en que la igualdad de género y la lucha contra la violencia contra la mujer es "una gran causa nacional" de la que participa el Gobierno, si bien han subrayado que no se puede avanzar en ello renunciando al "Estado de Derecho".

En otra columna publicada también en 'Le Monde', 91 feministas e intelectuales de 35 países han condenado el nombramiento de Darmanin y del ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti, que ha criticado aspectos del movimiento #MeToo contra el acoso sexual.

"Esta remodelación del Gobierno francés representa un giro antifeminista cuya importancia va más allá de las fronteras francesas", han dicho los firmantes, entre ellos las premio Nobel Shirin Ebadi y Svetlana Alexievich.

Estas designaciones, han esgrimido, "reconfortarán a otros gobiernos que siguen sordos a la lucha por la igualdad de género y contra la violencia generalizada que sufren las mujeres".