Publicado 18/07/2022 21:13

AMP.- Ghana.- Ghana declara un brote tras detectar dos muertes por la enfermedad de Marburgo

En una primera fase, la enfermedad provoca "aspecto de fantasma" debido al hundimiento de los ojos, la inexpresividad y el letargo

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Ghana han identificado a cerca de cien contactos tras confirmar en pruebas de laboratorio sus primeros dos casos en pacientes fallecidos con el virus de Marburgo, similar al ébola, tal y como ha confirmado el Servicio de Salud de Ghana.

El director general del Servicio de Sanidad de Ghana, Patrick Kuma-Aboagye, ha indicado en un comunicado que "tras las informaciones sobre el hallazgo preliminar de dos casos del virus de Marburgo en la región Ashanti el 7 de julio de 2022, (...) se anuncia que las pruebas en el Instituto Pasteur de Dakar han corroborado los resultados".

"Las muestras fueron enviadas al Instituto Pasteur de Dakar con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su validación en línea con las prácticas estándar, siendo la primera vez en la que Ghana confirma el virus de Marburgo", ha señalado.

Así, ha detallado que los dos pacientes --ya fallecidos-- presentaron síntomas concordantes con esta enfermedad y ha agregado que un total de 98 contactos han sido identificados --incluidos trabajadores sanitarios-- y se encuentran en cuarentena y bajo supervisión, sin que hasta ahora se hayan confirmado nuevos casos.

En este sentido, ha resaltado que "continúa sus medidas de respuesta para evitar nuevos casos mientras trabaja con todos los organismos relevantes para garantizar que, si hay algún caso, no es pasado por alto por el sistema sanitario".

"Las actividades comunitarias están siendo fortalecidas con la participación de voluntarios para la supervisión que ejercen de ojos sobre el terreno para el sistema sanitario y que informarán de cualquier acontecimiento inusual", ha explicado.

La directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, ha destacado que "las autoridades sanitarias han respondido rápidamente, adelantándose a la preparación de un posible brote". "Esto es bueno porque, sin una acción inmediata y decisiva, Marburgo puede escaparse fácilmente de las manos", ha explicado.

La agencia de la ONU ha desplegado expertos, y ha entregado equipos de protección personal, para reforzar la vigilancia, hacer pruebas, rastrear contactos y alertar a las comunidades. Además, en los próximos días se desplegará otro equipo que se encargará de la coordinación, la evaluación de riesgos y las medidas de prevención de la infección.

Los casos detectados en Ghana suponen los primeros en el país y los segundos en África Occidental, tras el detectado el año pasado en Guinea.

Los síntomas de virus incluyen dolor de cabeza, vómitos de sangre y dolores musculares. La enfermedad se transmite con el contacto con sangre infectada u otros fluidos y tejidos corporales. No existen vacunas ni tratamientos antivirales aprobados para tratar el virus.

En África, se han registrado brotes anteriores y casos esporádicos en Angola, República Democrática del Congo (RDC), Kenia, Sudáfrica y Uganda, además de un caso detectado en agosto de 2021 en la prefectura de Gueckedou, en el sur de Guinea.

CONTAGIO POR CONTACTO DIRECTO

El virus de Marburgo se transmite a las personas a través de los murciélagos de la fruta y, al igual que el ébola, se propaga entre los seres humanos mediante el contacto directo con la sangre a través de heridas o las membranas mucosas, las secreciones, los órganos u otros fluidos corporales de personas infectadas, y con superficies y materiales como ropa de cama o prendas de vestir contaminados con estos fluidos.

El personal sanitario se puede infectar al tratar a pacientes con Marburgo si no se respetan estrictamente las medidas de precaución y los entierros de víctimas que implican contacto directo con el cuerpo del fallecido también pueden facilitar la transmisión, ya que las personas siguen siendo infecciosas mientras su sangre contenga el virus.

El periodo de incubación varía de dos a 21 días. La enfermedad causada comienza bruscamente, con fiebre alta, dolor de cabeza intenso y malestar general. Los dolores musculares son una característica común. La diarrea acuosa severa, el dolor y los calambres abdominales, las náuseas y los vómitos pueden comenzar al tercer día.

En esta fase se ha descrito que los pacientes presentan "aspecto de fantasma" debido al hundimiento de los ojos, la inexpresividad facial y el letargo extremo.

Muchos enfermos tienen manifestaciones hemorrágicas graves a los 5 a 7 días y los casos mortales suelen presentar alguna forma de hemorragia, a menudo en varios órganos. La presencia de sangre fresca en los vómitos y las heces suele acompañarse de hemorragia por la nariz, las encías y la vagina.

El sangrado espontáneo en los lugares de venopunción donde se administran líquidos o se extraen muestras de sangre puede ser especialmente problemático.

CONFUSIÓN, IRRITABILIDAD Y AGRESIVIDAD EN LA FASE GRAVE

Durante la fase grave de la enfermedad, los pacientes presentan persistentemente fiebre elevada. La afectación del sistema nervioso central puede producir confusión, irritabilidad y agresividad. Se han descrito asimismo casos ocasionales de orquitis (inflamación de uno o ambos testículos) en la fase tardía de la enfermedad, a los 15 días de su inicio.

En los casos mortales, la muerte suele producirse a los 8 o 9 días del inicio de los síntomas y se suele preceder de grandes pérdidas de sangre y de choque.

Aunque no hay vacunas ni tratamientos antivirales aprobados para tratar el virus, los cuidados --rehidratación con líquidos orales o intravenosos-- y el tratamiento de síntomas específicos mejoran la supervivencia.

Se están evaluando diversos tratamientos potenciales, como productos sanguíneos, terapias inmunológicas y farmacológicas, así como vacunas candidatas con datos de fase 1.

Contador