Publicado 04/06/2021 18:18CET

AMP.- Irak.- Un gran incendio arrasa casi 400 tiendas de un campamento de refugiados yazidíes en el Kurdistán iraquí

Archivo - Imagen de archivo de un campo de desplazados internos en Irak.
Archivo - Imagen de archivo de un campo de desplazados internos en Irak. - VIANNEY LE CAER / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Al menos seis personas han resultado heridas como consecuencia de un enorme incendio que ha arrasado unas 400 viviendas de refugiados yazidíes del campo de Shariya, situado en la región autónoma del Kurdistán iraquí.

La Dirección de Defensa Civil de la Gobernación de Dohuk ha dado ya el incendio por controlado y está buscando una explicación al suceso, según informa la agencia oficial de noticias iraquí INA. Los heridos han sido trasladados al hospital general de Dohuk con pronóstico reservado.

El gobernador de la provincia, Alí Tatar, ha informado en su página de Facebook que al menos 370 tiendas han sido pasto de las llamas que unas 184 familias --del millar aproximado del campamento --han perdido sus pertenencias y su dinero.

Los residentes del campamento han descrito el incendio como una "verdadera catástrofe", según la agencia de noticias kurda Rudaw, en buena medida porque las llamas han comenzado en el centro del lugar y han comenzado a extenderse a las tiendas que las rodeaban a gran velocidad.

"Apenas hemos podido salvar nuestros documentos", ha lamentado otros residentes de este campamento que acoge en buena parte a desplazados de esta minoría que huyeron de la zona de Shingal tras la gran ofensiva de la organización terorrista Estado Islámico, que les consideran unos herejes.

El alcalde de Shingal, Mahma Jalil, ha descrito el incidente como "una gran catástrofe humanitaria" y culpado al Ministerio de Migración iraquí y a la administración del campo por el incendio, al haber sido incapaces de proporcionar el número de camiones de agua necesarios para impedir la propagación de las llamas, que han destruido aproximadamente la mitad del campamento.

Fuentes de Defensa Civil de la zona han explicado que el campamento tiene un equipo de extinción de incendios, pero la densidad de tantas carpas juntas les impidió llegar con rapidez al origen de las llamas, que además han provocado la explosión de materiales extremadamente inflamables, entre ellos cilindros de gas, que las familias emplean para cocinar.

Los responsables del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se han declarado "entristecidos" por el "desafortunado incidente" y ha comenzado las tareas para atender a las necesidades de las familias afectadas.

"Seguimos trabajando con las autoridades para evitar que incidentes parecidos ocurran en un futuro y deseamos a los heridos una pronta recuperación", ha hecho saber la agencia de la ONU.

Contador