Publicado 11/10/2021 14:48CET

AMP.- Irak.- Las parlamentarias de Irak registran un 41% de participación, la más baja en la era post Sadam Hussein

10 October 2021, Iraq, Baghdad: An Iraqi election committee staff member counts the votes for the Iraqi parliamentary elections, at a polling station in Baghdad's Karada district. Photo: Ameer Al Mohammedaw/dpa
10 October 2021, Iraq, Baghdad: An Iraqi election committee staff member counts the votes for the Iraqi parliamentary elections, at a polling station in Baghdad's Karada district. Photo: Ameer Al Mohammedaw/dpa - Ameer Al Mohammedaw/dpa

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los colegios electorales de Irak han cerrado en la noche de este domingo con una participación de en torno al 41 por ciento, la más baja desde la caída del régimen de Sadam Hussein en 2003, en unos comicios que se han celebrado en medio de una frustración generalizada con la clase política iraquí.

La tasa de participación confirmada por la comisión electoral es inferior al 44,5 por ciento de 2018, cuando los iraquíes habían acudido por última vez a las urnas, con un mínimo en la capital, Bagdad, y el máximo en la provincia de Duhok, en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión kurda Rudaw, algunos de los votantes no pudieron depositar sus papeletas por fallos técnicos y debido a que personas armadas evitaron que otros entraran en colegios electorales en áreas en disputa entre el Gobierno central y las autoridades del Kurdistán iraquí.

"Esto es inaceptable y una clara violación del derecho democrático al voto en unas elecciones libres y justas", ha dicho el primer ministro del Kurdistán iraquí, Masrur Barzani, quien ha dicho además que ha hablado con el primer ministro iraquí, Mostafá al Kazemi, para "felicitarle por su promesa de celebrar elecciones anticipadas".

"Ahora que las urnas se han cerrado, pido a los candidatos que han logrado el éxito y a los partidos políticos que dejen de lado sus diferencias, apuesten por la unidad, se centren en las necesidades y los derechos del pueblo del Kurdistán y fortalezcan el estatus de la región del Kurdistán en Bagdad", ha manifestado.

Por su parte, Al Kazemi ha destacado a través de su cuenta en la red social Twitter que "se ha cumplido la promesa y el deber de garantizar unas elecciones justas". "Doy las gracias a la población", ha dicho, antes de extender su agradecimiento a votantes, candidatos, observadores, miembros de las fuerzas de seguridad y Naciones Unidas.

La jefa de la misión de observación electoral de la UE para las elecciones de Irak, Viola von Cramon, ya reconoció durante el domingo que pese a que la participación no estaba siendo elevada --apenas un 19 por ciento al mediodía, según la Comisión Nacional Electoral--, el proceso se estaba llevando a cabo de forma "tranquila y pacífica".

El propio Al Kazemi había llamado a la población para que se animase a votar en las elecciones parlamentarias. "Votad por Irak, votad por el futuro de nuestras próximas generaciones", aseveró el primer ministro, quien finalmente no ha conseguido movilizar a la ciudadanía.

Las parlamentarias, de carácter anticipado, fueron convocadas tras la grave crisis política en la que se vio sumido el país tras las masivas movilizaciones registradas en 2019, que forzaron la dimisión del Gobierno y la aprobación de una nueva legislación electoral.

Las protestas, que estallaron en octubre de 2019 y se saldaron con más de 550 muertos --según el balance oficial facilitado en julio de 2020--, supusieron una nueva muestra del desencanto de la población con la clase política ante los numerosos casos de corrupción, el mal estado de los servicios públicos y la crisis económica imperante en Irak.

Contador