Publicado 07/03/2021 14:26CET

AMP.- Irán.- La británico-iraní Zaghari-Ratcliffe queda en libertad con cargos tras cinco años en prisión

Archivo - Richard Ratcliffe, esposo de la ciudadana británica, Nazanin Zaghari-Ratcliffe, condenada por conspiración en Irán
Archivo - Richard Ratcliffe, esposo de la ciudadana británica, Nazanin Zaghari-Ratcliffe, condenada por conspiración en Irán - Jonathan Brady/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ciudadana británico-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe ha sido puesta en libertad este sábado en Irán tras cumplirse los cinco años en prisión a los que fue condenada por cargos de conspiración y espionaje, aunque tiene pendiente otro proceso judicial. Ella niega los cargos.

El abogado de Zaghari-Ratcliffe, Hojjat Kermani, ha explicado en declaraciones a la agencia de noticias iraní ISNA que su representada ha salido de la prisión de Evin de Teherán y que puede reunirse con su familia.

La salida de Zaghari-Ratcliffe de Irán podría sin embargo verse frustrada por una nueva vista judicial convocada para el próximo domingo por nuevos cargos que no han trascendido, ha apuntado el marido de Zaghari-Ratcliffe, Richard Ratcliffe, que ha explicado que le han retirado la tobillera de control que llevaba hasta ahora, según recoge la televisión británica BBC.

"Celebramos la retirada de la tobillera de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, pero el tratamiento al que le está sometiendo continuamente Irán es intolerable", ha apuntado por su parte el ministro de Asuntos Exteriores británico, Dominic Raab, a través de un mensaje en Twitter.

Zaghari-Ratcliffe, de 42 años y colaboradora de la Thomson Reuters Foundation, fue detenida en el aeropuerto de Teherán en 2016 cuando se disponía a embarcar rumbo a Reino Unido junto a su hija tras una visita a su familia en Teherán. Después de un juicio cuestionado por las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, fue condenada a cinco años de cárcel.

Richard Ratcliffe y su hija Gabriella esperan poder recibirla en su hogar del norte de Londres. La niña "tiene un calendario en el que va tachando los días", ha relatado Ratcliffe a la agencia de noticias británica PA.

Zaghari-Ratcliffe fue excarcelada en primavera de 2020 debido al riesgo de coronavirus, pero ha seguido bajo arresto domiciliario en casa de sus padres en Teherán. El Gobierno británico ha pedido reiteradamente su liberación y considera que su encarcelamiento es "arbitrario" y una "represalia diplomática".

En concreto, se ha especulado con la detención de Zaghari-Ratcliffe estaría vinculada con la petición de Irán de reembolso de los fondos abonados a Reino Unido por la compra de carros de combate Chieftain antes de la Revolución Islámica de 1979 y que nunca fueron entregados.