Publicado 04/01/2021 17:39CET

AMP.- Irán.- Irán inicia los procedimientos para enriquecer uranio al 20% en su planta de Fordo

El presidente de Irán, Hasán Rohani
El presidente de Irán, Hasán Rohani - Arman/Iranian Presidency/dpa - Archivo

La UE recuerda que supone un incumplimiento del acuerdo nuclear e Israel advierte de que no permitirá que Irán produzca armas nucleares

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irán ha anunciado este lunes el inicio de los procedimientos para enriquecer uranio al 20 por ciento en las instalaciones de Fordo, situadas en los alrededores de la ciudad de Qom, lo que supone una violación del acuerdo nuclear firmado en 2015.

El portavoz del Ejecutivo, Alí Rabiei, ha detallado que la inyección de gas en las centrifugadoras arrancó "hace unas horas", tras una orden en este sentido firmada por el presidente iraní, Hasán Rohani. Asimismo, ha recalcado que Teherán ha notificado del proceso a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

Precisamente el director general de la AIEA, el argentino Mariano Grossi, ha informado a los Estados miembro de que Irán ha comenzado desde este lunes a enriquecer el uranio que posee al 4,1 por ciento U-235 en seis centrifugadoras de Fordo. "Los inspectores de la AIEA estaban presentes en el lugar para retirar el sello de la Agencia al cilindro de alimentación de la centrifugadora", ha explicado la AIEA en un comunicado.

"El cilindro fue después conectado a la línea de suministro para comenzar la producción de uranio enriquecido hasta el 20 por ciento. Las seis cascadas han sido reconfiguradas para funcionar como dos cascadas interconectadas y constituir un total de 1.044 centrifugadoras IR-1", ha explicado la Agencia, que recuerda que Teherán ha notificado con antelación a la AIEA de su intención de comenzar a producir uranio enriquecido al 20 por ciento.

La decisión llega después de que el Parlamento aprobara en diciembre un proyecto de ley que obliga a la Organización de la Energía Atómica de Irán (OAEI) a producir anualmente al menos 120 kilogramos de uranio enriquecido al 20 por ciento, en respuesta a la salida de Estados Unidos del acuerdo en 2018 y la falta de compensaciones por parte del resto de firmantes.

En este sentido, Rabiei ha manifestado que la postura del Gobierno sobre este asunto es conocida y ha hecho hincapié en que el Ejecutivo debe cumplir con la legislación, tal y como ha recogido la agencia iraní de noticias IRNA.

Sin embargo, el propio Rohani destacó en diciembre que la ley aprobada por el Parlamento "no es inteligente" y advirtió de que podría dañar las relaciones con la AIEA y dificultar unas posibles conversaciones con Estados Unidos tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca el 20 de enero.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Said Jatibzadé, ha reiterado que el programa de misiles balísticos del país no será sometido a negociaciones, antes de incidir en que este punto está cerrado con el acuerdo de 2015, según la agencia iraní de noticias Tasnim.

"No ha habido, está habiendo ni habrá ninguna negociación sobre las capacidades defensivas de Irán", ha manifestado Jatibzadé, quien ha dicho que "el asunto de los misiles es una discusión secundaria". "Básicamente no renegociamos ninguna parte de algo que ya fue negociado en el acuerdo nuclear", ha zanjado.

REACCIONES INTERNACIONALES

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha sido el primero en reaccionar al anuncio de Teherán al asegurar que "Israel no permitirá que Irán produzca armas nucleares". Para ello es necesario que el enriquecimiento de uranio alcance el 90 por ciento.

"La decisión de Irán de continuar la violación de sus compromisos, elevar el nivel de enriquecimiento de uranio y aumentar la capacidad industrial para enriquecer uranio bajo tierra no puede ser explicada sino como un cumplimiento de su intención de desarrollar un programa nuclear militar", ha dicho a través de su cuenta en la red social Twitter.

También ha criticado el anuncio la UE, que ha advertido a Irán de que tiene "implicaciones serias". "Tomamos nota del anuncio, si se implementa constituirá un considerable alejamiento de Irán de sus compromisos contemplados en el acuerdo nuclear, con implicaciones serias", ha asegurado en rueda de prensa el portavoz del Servicio de Acción Exterior, Peter Stano.

En todo caso, la UE no quiere adelantarse a los acontecimientos y ha señalado que está a la espera de las evaluaciones de la AIEA, puesto que todavía no está confirmado que Teherán haya aplicado este anuncio.

Irán ha anunciado hasta la fecha la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo nuclear en respuesta a la decisión de Estados Unidos de retirarse del mismo y reimponer sus sanciones unilaterales, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto.

Las tensiones han aumentado a raíz del asesinato a finales de noviembre del científico Mohsen Fajrizadé, considerado el jefe del programa nuclear iraní, un suceso que Teherán ha achacado a Israel, que no se ha pronunciado sobre estas acusaciones.

Sin embargo, las autoridades iraníes han expresado el deseo de que Biden --vicepresidente de Barack Obama en el momento de la firma del acuerdo-- pueda impulsar la vuelta de Washington al pacto y la retirada de las sanciones, consideradas por Teherán como condición indispensable para un cumplimiento total de las cláusulas por parte de Irán.