Publicado 09/11/2020 19:32CET

AMP.- Irán.- Irán pide diálogo regional y dice que Trump "se va en 70 días" pero los países "seguirán para siempre"

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif
El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif - -/Iranian Presidency/dpa - Archivo

Abrams confirma que Washington seguirá imponiendo nuevas sanciones a Teherán durante las próximas semanas

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irán ha hecho este lunes un llamamiento al diálogo a los países de la región para rebajar las tensiones y ha manifestado que el presidente estadounidense, Donald Trump, "se va en 70 días" y que las naciones de Oriente Próximo "seguirán para siempre".

"Un mensaje sincero a nuestros vecinos. Trump se va en 70 días, pero nosotros estaremos aquí para siempre. Apostar en extranjeros para garantizar la seguridad nunca es una buena estrategia", ha sostenido el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif.

"Extendemos nuestra mano a nuestros vecinos para un diálogo para resolver las diferencias. Sólo juntos podemos construir un futuro mejor para todos", ha señalado a través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

Por su parte, el portavoz del Ministerio, Said Jatibzadé, ha destacado durante la jornada que no hay posibilidad de volver a negociar el acuerdo nuclear de 2015, que Estados Unidos abandonó de forma unilateral en 2018.

"Irán sostiene que el acuerdo nuclear fue resultado de unas largas conversaciones con los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (de Naciones Unidas) y Alemania", ha dicho. "Es un plan exhaustivo y conjunto para una acción con respaldo de una resolución de la ONU", ha argüido.

Así, ha reiterado que "Estados Unidos violó la resolución 2231 y se retiró del acuerdo nuclear, causando un gran daño a la nación iraní". "Por ello, Estados Unidos debe responder", ha manifestado, tal y como ha recogido la agencia iraní de noticias Mehr.

Durante la jornada, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela e Irán, Elliott Abrams, ha subrayado que la Administración de Trump seguirá aplicando sanciones contra el país durante las próximas semanas, si bien no las incrementará drásticamente de cara a la salida del poder del actual inquilino de la Casa Blanca.

"Tenemos un programa de sanciones de máxima presión. Esto continuará en noviembre y diciembre, porque no tiene relación con la política y no tiene nada que ver con las elecciones", ha argüido, en declaraciones a la prensa israelí durante su visita oficial al país.

"Es la política exterior de Estados Unidos y se fundamenta en la conducta de Irán", ha dicho, antes de reseñar que "no importa quién sea presidente el 20 de enero, en el sentido de que habrá negociaciones con Irán de todos modos".

Así, ha apuntado que "esa fue la intención de la Administración de Trump" y que "no es una fuente de desacuerdo". "Si es posible volver a unirse al acuerdo nuclear es algo que está por verse", ha añadido, tal y como ha recogido el diario 'The Times of Israel'.

Abrams, quien se ha reunido durante su visita con el primer ministro y el ministro de Defensa de Israel, Benkamin Netanyahu y Benjamin Gantz, respectivamente, ha reconocido que será "extremadamente difícil" alcanzar un acuerdo con Teherán en los 70 días que le quedan a Trump en el cargo.

IRÁN PIDE CORREGIR LOS ERRORES

El presidente iraní, Hasán Rohani, emplazó el domingo al próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a corregir las "dañinas y equivocadas" políticas de los últimos años y mencionó en particular la necesidad de que Washington "pague" por estos errores del mandato de Donald Trump.

"La próxima Administración estadounidense tiene la oportunidad de reparar los errores pasados y volver al camino del compromiso y los acuerdos internacionales, respetando las normas globales", afirmó Rohani durante una reunión del gabinete económico del Gobierno.

Por su parte, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, dijo antes de la votación que "no importa quién gane" las elecciones y resaltó que los comicios "no afectarán" a las políticas de Irán hacia el país norteamericano. "Algunas personas hablan de lo que pasará si uno u otro es elegido. Sí, ciertos sucesos pueden tener lugar, pero no nos afectan. Nuestra política es calculada y clara", apuntó.

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara del acuerdo nuclear y repuntaron en enero después de que el Ejército estadounidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.

Contador