Publicado 03/05/2020 17:04:56 +02:00CET

AMP.- Israel.- El Supremo de Israel prorroga al lunes las deliberaciones sobre si Netanyahu puede formar gobierno

AMP.- Israel.- El Supremo de Israel prorroga al lunes las deliberaciones sobre s
AMP.- Israel.- El Supremo de Israel prorroga al lunes las deliberaciones sobre s - Ziv Koren

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Israel ha prorroga hasta el lunes las deliberaciones para concluir si el primer ministro, Benjamin Netanyahu, está capacitado para formar gobierno o, por el contrario, se abrirá un nuevo episodio en la crisis política que lleva meses sacudiendo el país y paralizando su desarrollo legislativo.

El tribunal, que ha celebrado este domingo una vista de varias horas, está sopesando si un parlamentario imputado, como es el caso de 'Bibi' tiene autorización legal para formar un nuevo Ejecutivo, tras el acuerdo de unidad alcanzado la semana pasada entre Netanyahu y el líder opositor Benjamin Gantz.

Según las informaciones facilitadas por el diario 'The Times of Israel', el Supremo celebrará otra sesión este lunes para escuchar las peticiones que quedan pendientes sobre varios aspectos controvertidos del citado acuerdo.

La decisión queda en manos de la presidenta del Supremo, Esther Hayut, y otros diez magistrados, cuyos comentarios son transmitidos en directo por televisión para garantizar su transparencia dada la importancia de la cuestión.

En este sentido, el fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, afirmó el jueves que no existen obstáculos legales que impidan al primer ministro formar un Ejecutivo. "Pese a las importantes dificultades que surgen en este asunto, no constituyen base para una intervención judicial", dijo.

Así, incidió en que "el hecho de que la legislación no tenga una cláusula explícita sobre la situación en una imputación presentada contra un primer ministro indica una elección consciente de que un primer ministro puede seguir en el cargo hasta su condena en un fallo definitivo".

Según el acuerdo de unidad entre Netanyahu y Gantz, si un tribunal descalifica finalmente a 'Bibi' como primer ministro en los seis primeros meses del mandato del Ejecutivo, se volverán a convocar elecciones anticipadas.

Entre los principales puntos de discrepancia que retrasaron el acuerdo figuraban las reclamaciones del Likud relativas a los nombramientos judiciales, en medio de las críticas contra Netanyahu por lo que fueron considerados intentos por parte del Likud de conseguir una composición favorable de cara a su juicio.

Parte de la población israelí se ha manifestado contra este acuerdo, que consideran un gobierno de concentración artificial y antidemocrático estructurado por la emergencia del coronavirus. Este pasado sábado, más de 1.000 personas protestaron en Tel Aviv contra esta coalición, informa 'The Jerusalem Post'.

De momento, el presidente del país, Reuven Rivlin, ha solicitado que el Tribunal Supremo rechace las peticiones contra Netanyahu y el acuerdo de coalición y no tratara de arrastrar su oficina al tema ya que el primer ministro cuenta con el apoyo de la mayoría de la Knesset (el Parlamento israelí).

Se espera que la decisión se tome antes de la fecha límite del 7 de mayo para formar un gobierno, mientras partidarios y detractores de Netanyahu --enzarzado de por sí en una batalla personal con el Supremo-- cruzan declaraciones.

Netanyahu, a puerta cerrada, ha asegurado a sus ministros de su partido Likud que el Supremo se está comportando de un modo "delirante, inimaginable y conduciría a elecciones adicionales". Uno de sus diputados, Gideon Saar, acusó a la corte de estar "borracha de poder".

En respuesta, el líder del centrista partido rival Yesh Atid, Yair Lapid, aseguró que "la intimidación y las amenazas oscuras y criminales del partido gobernante (el Likud) contra el Tribunal Supremo son intolerables".

LA IMPUTACIÓN DE NETANYAHU

El propio Mandelblit anunció en noviembre de 2019 la imputación de Netanyahu, tras lo que el primer ministro habló de "intento de golpe" tras la presentación de los cargos contra él. Está previsto que el juicio arranque a finales de mayo.

El más grave de los casos que pesan contra Netanyahu es el caso 4000, en el que hará frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable del portal Walla.

En el caso 1000, el primer ministro será imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 700.000 shekels (cerca de 183.000 euros) a cambio de favores.

Por otra parte, en el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con 'Yedioth Ahronoth' para debilitar al diario de la competencia Israel Hayom --favorable a Netanyahu-- a cambio de una cobertura más favorable al primer ministro en el primer medio.

Contador